Sigue alcoholera arrojando desechos

Antonio Arragán

El Mundo de Córdoba

Atoyac.- La Alcoholera Zapopan ayer arrojó nuevamente sus residuos a un arroyo que se ubica a unos metros de la industria, donde un fuerte olor a químicos y desechos se percibió sobre el caudal que cruza varios terrenos de la localidad Potrero Nuevo; afectados lamentaron la ineficiencia de funcionarios de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) para ponerle fin al problema de contaminación.

La corriente del afluente se observó de color vino y con residuos. Eduardo Ramírez, parcelario de la zona, durante un recorrido por la parte afectada mostró cómo la alcoholera no cumplió con la reducción de contaminaciones y construcción de una planta tratadora que se comprometió a instalar, pues ayer quedaron al descubierto las descargas de residuos que arroja a los mantos acuíferos.

Aunque afectados mostraron en diversas ocasiones pruebas de la contaminación que emite esta industria, señaló que ninguna denuncia ha prosperado, “lo que significa que la Sedema trabaja en contubernio con esta factoría que todos los días vierte sus desechos a los mantos acuíferos sin que enfrente un procedimiento”, señaló.

“¿Qué más pruebas quieren las autoridades de Medio Ambiente? No actúan por obvias razones, toda esta semana percibimos un fuerte olor a alcohol que tiran al río que pasa frente a las instalaciones, nos preocupa que todos esos desechos desembocan en otro arroyo de aguas limpias, la industria no está respetando los acuerdos para disminuir sus contaminantes y cada día son más”, señaló.

El hecho generó molestia entre pobladores de este lugar, debido a que la industria carece de planta de tratamiento de aguas residuales y arroja sus desechos directamente al medio ambiente. Tras la ola de protestas que encabezaron pobladores y grupos ecologistas, dijo solo cambiaron los horarios de descargas, ahora las realiza temprano para que los vecinos no perciban los olores que emanan los residuos.

Dato

II Ayer durante la mañana, tras un recorrió de un grupo de afectados, se comprobó que la alcoholera tira al medio ambiente sus desechos sin tratarlos.

II El año pasado la Secretaría de Medio Ambiente clausuró parte de las instalaciones, pero a los pocos días la industria continuó con la contaminación.