Cae a barranco en su vehículo

Policías de Ixtaczoquitlán abanderaron la circulación en la zona del accidente.

De la Redacción

Ixtaczoquitlán.- El conductor de un vehículo perdió el control de su unidad y se fue a un “voladero” de aproximadamente 50 metros de profundidad, cuando circulaba sobre la carretera federal a la altura de las Cumbres de Tuxpango en el kilómetro 1. El lesionado fue trasladado a un hospital público donde se encuentra delicado.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 18:30 horas de ayer, cuando un Chevrolet Chevy  con matrículas de circulación YHA2274, era desplazado sobre dicha carretera y en un probable error humano, aunado al piso mojado, el conductor volanteó y se fue hacia el barranco.

Ante el rastro dejado sobre la carretera y en la maleza, automovilistas se acercaron a la orilla y vieron el vehículo en el fondo, por lo que pidieron el apoyo de los rescatistas a través del número de emergencias 911.

Las maniobras

El lesionado fue identificado como Marco Cortés, quien fue rescatado por elementos de Protección Civil con el apoyo de otras corporaciones de auxilio, ante las dificultades del terreno.

Tras casi una hora de maniobras el lesionado fue sacado en una camilla especial de rescate y trasladado al Hospital del ISSSTE en Orizaba.

De acuerdo a los primeros peritajes, las condiciones climatológicas contribuyeron al percance que dejó el vehículo prácticamente destrozado.

Al lugar también llegó personal de Tránsito del Estado para abanderar la zona del accidente, mientras que la circulación en la carretera federal se tornó lenta durante algunos minutos, ante el cierre de uno de los carriles.

Finalmente el vehículo fue sacado del barranco con la ayuda de una grúa y fue trasladado a un corralón como parte del deslinde de responsabilidades.

Autoridades de Tránsito del Estado reiteraron el exhorto a los conductores a extremar precauciones en esta temporada de lluvias, así como a verificar el estado general de los vehículos, en especial el sistema de frenos y el estado de las llantas, para tener una mejor respuesta en caso de derrape del automotor por el piso mojado.