Hallan bebé despedazado; era comido por perros

Los restos del bebé se encuentran bajo resguardo de la Fiscalía, en el Semefo de Orizaba.

De la Redacción

Diario El Mundo

Tlaquilpa.- La mitad del cuerpo de un bebé fue hallado en el patio trasero de una vivienda, luego de que los ladridos de los perros hicieron que el dueño de la casa saliera y ahuyentara a los animales que se comían el cadáver.

Fue en el patio de la casa propiedad de Jerónimo Sánchez Colohua, donde se hallaron los restos del bebé, del cual se desconoce su género debido a que los perros ya le habían desprendido de la cintura hacia abajo, de acuerdo a datos obtenidos.

Horrorizado, Jerónimo llamó a las autoridades locales, incluido al DIF de su municipio, al tratarse de un menor sin vida.

Policías municipales acordonaron la vivienda ante la vista de algunos curiosos, mientras arribaba el personal de la Fiscalía con sede en Zongolica para realizar las diligencias correspondientes. Asimismo, personal del DIF llegó para colaborar en las indagatorias.

Peritos en criminalista levantaron los restos para trasladarlos al Servicio Médico Forense (Semefo) de la ciudad de Orizaba, en donde quedaron depositados en calidad de desconocidos, a la espera de que alguien acuda a reclamarlos para sepultarlos.

Asimismo, será a través de la necrocirugía como los médicos legistas puedan identificar las circunstancias en las cuales murió el bebé, ya que otra versión indica que el cadáver fue desenterrado por los canes en un lugar cercano a la vivienda de Jerónimo.

Ante esto, las autoridades buscan determinar si el bebé ya estaba muerto cuando los perros comenzaron a comérselo, o fue abandonado con vida y los perros le quitaron la vida. En tanto, los policías ministeriales buscan pistas del paradero de los padres del menor, entre la población de Tlaquilpa, municipio ubicado a 36 kilómetros de Orizaba.