Asesinan a tatuador de Ixtaczoquitlán en Córdoba

Personal de la Fiscalía Regional realizó las diligencias previas al levantamiento del cuerpo, el cual fue identificado durante la tarde de ayer.

De la Redacción

Diario El Mundo

Córdoba.- Un hombre de la localidad de Potrerillo, municipio de Ixtaczoquitlán, fue ejecutado de dos disparos de arma de fuego en la cancha de la unidad habitacional El Trébol, entre San Román y la autopista Córdoba-Orizaba.

De acuerdo a las primeras indagatorias, minutos antes de las 12:00 del día, sujetos persiguieron a la víctima quien aparentemente trató de correr hacia la autopista, pero fue alcanzado por los sicarios que le dispararon y escaparon.

Se trató de Luis Fernando Cuautle Luna, de 33 años de edad y de oficio tatuador, quien vestía una playera color negro, una gorra del mismo color y tenis, así como un pantalón de mezclilla azul, quedando tirado boca abajo, con su mochila gris cerca de los pies.

Vecinos que alcanzaron a escuchar las detonaciones y luego se dieron cuenta de un hombre sobre el piso de la cancha, avisaron a las autoridades a través del 911.

Minutos después arribaron paramédicos de la Cruz Roja para para brindar los primeros auxilios al hombre, sin embargo confirmaron que ya no tenía signos vitales al presentar dos orificios por proyectiles de arma de fuego, en el hombro y en la espalda.

El lugar fue acordonado por elementos de la Policía Municipal y Estatal, para preservar la escena siguiendo el protocolo de cadena de custodia.

Asimismo, personal en turno de la Fiscalía Regional de Justicia fue el encargado de tomar conocimiento e integrar una carpeta de investigación al respecto, entrevistando a vecinos.

Al lugar llegaron peritos en criminalística que efectuaron la inspección ocular y el aseguramiento de los casquillos, para dar paso al levantamiento del cadáver y ser trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense en calidad de desconocido, hasta que en la tarde de ayer familiares acudieron a identificado oficialmente.

Cabe recordar que el 2 de abril del 2019, un hombre fue asesinado a balazos cuando utilizaba un teléfono público ubicado sobre la banqueta que da acceso a la cancha donde ayer fue ejecutado el tatuados.

Al menos seis disparos le quitaron la vida a Samuel Fuentes Reyes, quien tenía de 32 años y era originario de Amatlán, el cual fue identificado 14 días después del homicidio.