Iniciarían queja contra la SSP

Alejandro Aguilar

El Mundo de Orizaba

Córdoba.- La muerte de dos menores de edad en Amatlán podría derivar en una recomendación ante la Secretaría de Seguridad Pública. Manuel Antonio Sánchez Hernández, delegado regional de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, dijo que las quejas más recurrentes en este año han sido contra cuerpos de seguridad y Fiscalías.

El viernes 2 de julio, dos menores de 13 y 15 años perdieron la vida durante un enfrentamiento entre civiles armados y elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), en la comunidad Guadalupe La Patrona, perteneciente al municipio de Amatlán de los Reyes.

En entrevista con el delegado regional de Derechos Humanos, indicó que lleva un acompañamiento con los familiares por lo que se estará iniciando una queja.

Refirió que las violaciones a la integridad personal son más frecuentes, sobre todo en las detenciones que se realizan, en las que se podría dar casos de tortura una vez que todavía se esperan los resultados de las investigaciones. En el caso de Amatlán, las consecuencias podrían ser mayores a la de una queja.

“En cuanto se resuelva, si llegara a ser una recomendación por supuesto que sería hacia la Secretaría de Seguridad Pública la cual aparentemente son los elementos de Fuerza Civil los que fueron señalados pero habría que ver cómo se daría la investigación”.

Por otra parte, para reducir este tipo de situaciones recordó que desde la misma Comisión Estatal de Derechos Humanos se imparten cursos a los elementos de seguridad pública sobre derechos humanos y uso de la fuerza.

“Directamente a la Secretaría de Seguridad Pública en sus instalaciones. En las delegaciones del estado a cada uno de los municipios nos hemos acercado capacitación a las policías municipales”.

QUEJAS

Manuel Antonio Sánchez Hernández, delegado regional de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, dijo que en este año, en la delegación de Córdoba, los organismos con mayor número de quejas han sido Fiscalía y Seguridad Pública, “la Fiscalía en su doble trabajo, la de los Fiscales por dilación en alguna de las carpetas y la otra por Policía Ministerial precisamente por el derecho a la integridad personal en la detención”.