Afecta a campesinos robos en cosechas

Antonio Arragán

El Mundo de Córdoba

Región.- Productores de maíz en de los municipios de Camarón de Tejeda, Paso del Macho y Atoyac, registran pérdidas económicas por arriba de 100 mil pesos a la semana por el robo a sus cosechas, para evitar más afectaciones económicas vigilan sus sembradíos las 24 horas, pues al tener este producto un aumento de precio en el mercado se convierte en atractivo de ladrones que llegan a los cultivos a llevarse el producto.

Quienes se dedican a la siembra han sorprendido en la noche a personas que llegan con sacos para robarse la producción, pues la docena de elotes en algunas zonas luego de presentar una baja ahora supera los 50 pesos, al tratarse de un producto bien pagado, se convirtió en blanco de la delincuencia, denunció Rafael Méndez, integrante de la recién conformada Unión de Maiceros que congrega a productores de  tres municipios.

Aunque la mayoría se trata de campesinos que alternan el maíz con la caña, señaló que para frenar las pérdidas económicas que presentan los agricultores, familias de campesinos programaron guardias para cuidar de noche los sembradíos, pues tras un recuento las pérdidas económicas superan los 100 mil pesos a la semana.

Las regiones más afectadas dijo son las comunidades colindantes con Camarón de Tejeda y Soledad de Doblado, donde agricultores se equiparon con machetes para resguardar sus siembras ahora que este producto registra un repunte de precio en el mercado nacional, luego de atravesar una temporada difícil donde casi el 40 por ciento de la producción se perdió por las plagas.

Este mismo problema enfrentaron hace unos meses citricultores de Cuitláhuac y Carrillo Puerto, cuando el precio de limón superó los 400 pesos la reja, lo que derivó en el robo del producto en los campos, esta vez los maiceros implementaron vigilancia día y noche para detener las pérdidas económicas que presentaban por la sustracción de sus productos.