Intentó matarla y podría ser liberado

AVC Noticias

Ciudad de México.- El pasado 27 de mayo, autoridades de Veracruz detuvieron a Jorge Ignacio “N”, quien estaba prófugo por haber intentado matar a su expareja hace casi 10 años. Ana Katiria Suárez, abogada de la víctima, espera que esta vez no lo dejen libre.
Pese a que ha sido detenido en dos ocasiones porque su víctima denunció haber sido golpeada por él hasta dejarla inconsciente y amenazarla de muerte, un juez le permitió llevar su proceso en libertad, situación que aprovechó para darse a la fuga.
Pero la pesadilla de Diana, quien prefiere ocultar su verdadero nombre por seguridad, inició desde antes del ataque, cuando Jorge Ignacio comenzó a mostrar actitudes violentas y controladoras. Ella decidió dejarlo, pero la noche del 29 de octubre de 2011 acudió a visitarlo a su domicilio porque él amenazó con suicidarse si no la veía.
Diana acudió y ante las súplicas de su exnovio decidió quedarse un rato. Sin embargo, Jorge Ignacio aprovechó un momento en el que se levantó para ir al baño y al salir la noqueó con un puñetazo en la cara. Después siguieron más golpes en todo su cuerpo e intentos de ahorcamiento, acompañados de la advertencia de que quería asesinarla.
La abogada penalista que lleva el caso, señala que es un alivio saber que “El Zuki”, como apodan al presunto agresor, ya está fuera de las calles, porque ello significa que hay menos mujeres en riesgo de ser víctimas de violencia feminicida. También espera que esta detención termine con “los diez años que Diana ha mendigado justicia”.
Y es que esta es la tercera vez que Diana logra la detención de Jorge Ignacio. La primera vez, el juez Alberto Ruvalcaba reclasificó el delito contra el acusado, de tentativa de feminicidio -por el que la víctima denunció-, por el delito de lesiones dolosas que ponen en riesgo su vida. Esto permitió que, con una fianza, fuera liberado para continuar así con su proceso.
Diana reclamó a las autoridades el haber liberado a su agresor y consiguió que en 2013 giraran una nueva orden de aprehensión en su contra, misma que fue cumplimentada cuatro años después, en 2018. Sin embargo, el juez Santiago Ávila Negrón -conocido por haber sentenciado a Yakiri Rubio a prisión, por haber matado en defensa propia a un hombre que la violó- liberó al Zuki.
En aquella ocasión, la víctima fue notificada de que Jorge Ignacio había sido liberado porque solo era investigado por lesiones que no ponen en peligro la vida. El juez consideró que estas tardarían un máximo de 60 días en sanar.
Sin embargo, a la fecha, aunque han pasado casi 10 años, continúa con secuelas graves de aquella golpiza: debido a la cirugía de emergencia que tuvieron que practicarle por la costilla fracturada, que le perforó el abdomen, vive con problemas gastrointestinales y con dolores en la columna.