Poema: El latir del corazón

Escucho sus sonidos con despreocupada cadencia,

Imagino la sensación de plácido y agradable

Sueño, por momentos sosegado

de cada muestra de satisfacción,

aunado a su deseo

de vivir en armonía.

Y sincronía.

Dejas escapar brillantes cometas y centellas

en la noche,

Como fuego de luces en la feria.

Invaluable joya

De gran tesón, labor

Que nunca para,

Bendita sea  la mano a quien se  adhiere

Benditos  los brazos que lo arropan

¿Es el corazón?

Gran guerrero, de muchos su consuelo,

De otros es su anhelo

Encontrarlo sin Amor,

Pero quien lo hace palpitar

Es por antonomasia su dueño,

¡ Muestra de valor y de constancia!

Corazón te llaman por tu palpitar,

Porque llenas  de  Amor y de Sonrisas.

Aún al más desdichado que sabe que sin ti

La vida no vale nada…

Por. Dr. Joaquín Alfonso Vargas Baeza.

Miembro del SCM Orizaba.