Morena arrebata a PAN, PRI y PRD

AVC Perla Sandoval
Xalapa.- Morena, la fuerza política del presidente Andrés Manuel López Obrador, reafirmó su liderazgo en Veracruz durante la jornada electoral del 6 de junio. Junto con sus aliados del PT y PVEM desbancó a la alianza conformada por el PAN, PRI y PRD, y barrió con media docena de partidos de reciente creación. La numeralia es contundente: la coalición “Juntos Haremos Historia” se quedó con 103 municipios ganados, 26 diputaciones en el Congreso local y 17 en la Cámara de Diputados, según los datos del PREP. El arrastre de Morena fue imparable, incluso en aquellos lugares con arraigados liderazgos del PRI o del PAN, como Martínez de la Torre, Pánuco, o Córdoba. ¿A qué se atribuye el triunfo de Morena y sus aliados en las urnas? ¿Fueron decepcionantes los resultados de gobiernos emanados del PAN, PRI o PRD? ¿Se debe a los programas sociales del gobierno de López Obrador que se inyectaron en la entidad? Consultado por AVCNoticias, Claudio Rafael Castro López, doctor y coordinador del Centro de Estudios de Opinión y Análisis de la Universidad Veracruzana, hace una lectura de lo acontecido el 6 de junio. En su análisis atribuye el triunfo de Morena en tres aspectos principales: la mala gestión de gobiernos del PAN, PRI y PRD, la popularidad que mantiene Andrés Manuel López Obrador y el clientelismo que generan los programas sociales. Morena arrebata bastiones panistas En los comicios del domingo, Morena superó con creces los resultados que obtuvo en la elección municipal del 2017, cuando apenas ganó 17 municipios. El 6 de junio pasado logró concretar el triunfo junto con sus aliados en 103 presidencias municipales. Entre los triunfos más emblemáticos de la coalición “Juntos Haremos Historia” se encuentran cinco bastiones panistas. Uno de los más representativos es Córdoba, que actualmente es gobernado por Leticia López Landero. Morena también logró el triunfo en Martínez de la Torre, gobernado por José De la Torre Sánchez. Otro caso es el de Pánuco, donde Juntos Haremos Historia derrocó en las urnas a la familia García Escalante. El actual diputado federal con licencia Ricardo García Escalante, y candidato de la alianza “Veracruz Va”, fue derrotado en las urnas. Otros municipios en manos del PAN que pasaron a Morena son Papantla, Álamo y Tuxpan. Castro López, dijo que muchos bastiones del PRI, PAN y PRD los ganó Morena debido al mal desempeño de sus autoridades locales. “Los gobernantes (priístas) no corresponden a los ciudadanos para atender las muchas problemática que tienen, como la inseguridad, falta de empleo, etcétera. Todo eso se hizo sentir en las elecciones. Los veracruzanos decidieron dar un giro, y continuar con la oferta política de Morena de tal modo que ahí están los votos”. Aunque en términos electorales no todo fue “miel sobre hojuelas” para el partido del presidente, ya que también perdió siete municipios que ya gobernaba, como Atlahuilco, Xoxocotla, Santiago Sochiapa, Chinampa de Gorostiza, Rafael Delgado y Moloacán. PAN perdió en 53 municipios, PRD 29 y PRI 17 En un comparativo entre las elecciones de 2017 y 2021, la coalición “Va por Veracruz”, formada por PRI, PAN y PRD apenas logró erigirse en 66 municipios, menos de la mitad de los 141 que los tres partidos gobiernan actualmente. De esta triada, el PAN fue el partido que más presidencias perdió, al pasar de ganar 66 a sólo 13 municipios fuera de la coalición. Entre los municipios que perdió en los comicios del domingo, destacan: Actopan, Camarón de Tejeda, La Antigua, Citlaltépetl, Cosamaloapan, Cosautlán, Fortín, Coyutla, Isla, Ixhuatlán del Café, Ixtaczoquitlán, Juan Rodríguez Clara, Landero y Coss, entre otros. En las votaciones del domingo, el PRD perdió 26 municipios, entre estos, Papantla, un bastión perredista ubicado al norte del estado, que había sido gobernado por el Sol Azteca desde el 2013. Ahí, el morenista Eric Domínguez Vázquez se erigió ganador en las urnas el pasado fin de semana. El PRI, en cambio, perdió 17 municipios que actualmente gobierna, como en el caso de Xico y Omealca, que fueron arrebatados por la coalición “Juntos Haremos Historia”. Además de Las Vigas de Ramírez, Los Reyes, y Soledad de Doblado, otrora bastión priista en el que el diputado federal Héctor Yunes Landa había mantenido la posición. Castro López, coordinador General del Centro de Estudios de Opinión y Análisis de la Universidad Veracruzana dijo que aunado al mal desempeño de gobiernos emanados del PRI, PAN y PRD, no puede dejar de advertirse el activismo del presidente Andrés Manuel López Obrador, a través de las conferencias mañaneras, que pudo ayudar a los candidatos postulados por Morena. “Nos estamos acostumbrando los mexicanos a una mayor intervención electoral por parte de distintas instancias, presidente, gobernadores, presidentes municipales, que abonan a la continuidad de sus proyectos de gobierno”. El académico consideró que estas elecciones intermedias fueron un plebiscito de la continuidad o no de las políticas del presidente López Obrador.
Partidos nuevos reclaman municipios En la reconfiguración política de Veracruz, los partidos de reciente creación como Unidad Ciudadana, Todos por Veracruz, Redes Sociales Progresistas, Fuerza por México, Podemos y Cardenista, se quedaron con 24 municipios. El partido Fuerza por México, se alzó con siete triunfos, en Coxquihui, Tenampa y Magdalena, antes gobernados por el PAN; además de Miahuatlán y Zaragoza, gobernados por el PRD. En tanto, el partido Redes Sociales Progresistas gobernará en seis municipios: Acajete, Acultzingo, Aquila Pajapan, Rafael Lucio y Tlacolulan, actualmente del Partido Verde Ecologista de México y el extinto Encuentro Social. Los partidos Todos por Veracruz gobernará en Ignacio de la Llave, Landero y Coss, Texistepec, Úrsulo Galván y San Andrés Tenejapa, antes gobernados por PAN, PRI y PES. Y Podemos llevará las riendas en Apazapan, Atoyac, Tancoco y Tlacotepec. El partido político estatal Unidad Ciudadana, conformado por Cinthya Lobato, logró obtener cuatro presidencias municipales; se trata de Citlaltépetl, Ixmatlahuacan, Jamapa y Las Vigas de Ramírez. Incluso, el partido Cardenista se alzó con el triunfo en Oteapan. Castro López, coordinador General del Centro de Estudios de Opinión y Análisis de la Universidad Veracruzana no pierde de vista que si bien los programas sociales influyen en las votaciones, también lo hace la búsqueda de alternativas de gobierno por parte de los ciudadanos. “En los proceso electorales también hay la búsqueda de que se elimine la corrupción, tener una forma de gobierno distinta a la que se tenía con gobiernos anteriores, y eso también influye en el votante”.