Conoce los acuerdos entre México y EU tras la visita de Kamala Harris

Redacción.

México.- El gobierno de México y Estados Unidos realizaron una serie de acuerdos para beneficiar el desarrollo en la zona y combatir las causas de la migración, la vocería del gobierno de la República dio a conocer los detalles en los que ambos países coincidieron en una visión humanista en común, bajo la que se busca tener flujos migratorios ordenados, seguros y regulares en conjunto con mecanismos de cooperación que hagan frente a las causas estructurales de la migración.

Ambos países hicieron una serie de acuerdos que incluye la creación de un un grupo especializado en combatir el tráfico de personas, interrumpir y desmantelar las redes de contrabando, resolver casos de desaparecidos y ayudar los trabajadores sureste mexicano.

Combate a la trata de personas.

Los dos gobiernos establecerán un grupo operativo especializado para combatir el tráfico y la trata de personas, para lograrlo, se establecerá una metodología que busca compartir información e inteligencia, con el propósito de identificar, interrumpir y desmantelar redes de contrabando de personas en México.

Competitividad económica.

Uno de los acuerdos que destacó el gobierno de México fue el impulso a la competitividad económica regional, así como el compromiso de fortalecer un crecimiento económico equitativo y sustentable, el cual se vio irrumpido ante la pandemia de covid-19. Por lo tanto, se aprovecharán los mecanismos establecidos en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) para dar dinamismo a las inversiones.

Reforma laboral.

México y Estados Unidos respaldaron los derechos laborales de los trabajadores en ambos países. En ese sentido, la delegación de Estados Unidos comunicó un aumento en su contribución económica para apoyar la implementación de la reforma laboral en México que reforzará los estándares para la protección de los trabajadores, mejorará sus condiciones y atenderá los riesgos de trabajo forzado e infantil.

Estados Unidos ha comprometido 380 millones de dólares de inversión, de los que 130 se utilizarán durante los próximos tres años para apoyar la protección de los trabajadores mexicanos y la implementación de la reforma laboral de México.

Aumentar la inversión en el sureste.

Se fijaron acciones adicionales para fortalecer la confianza y facilitar inversiones estadunidenses en México, particularmente en el sur del país, con propuestas de proyectos de infraestructura en el Istmo de Tehuantepec.

Para fomentar la inversión en el sur de México, se otorgarán préstamos para viviendas asequibles, apoyo para fortalecer las cadenas de valor rurales de cacao, café y ecoturismo; así como las misiones de desarrollo comercial y empresarial para apoyar proyectos de infraestructura y apoyo regulatorio de la aviación.

Además, se estableció una misión comercial de tecnologías ambientales, junto con proyectos para la construcción de vivienda de costo accesible y el fortalecimiento de empresas rurales agrícolas.

Búsqueda de desaparecidos.

El gobierno estadunidense brindará capacitación forense y buscará el desarrollo de las capacidades de las fuerzas del orden de México, así como de la Comisión Nacional de Búsqueda de México; en apoyo de los esfuerzos del país para resolver los más de 82 mil casos de personas desaparecidas.

Con este acuerdo, la Casa Blanca espera ayudar al gobierno del presidente López Obrador a resolver las desapariciones y que éstas se conviertan en una prioridad para su gobierno.

Los dos líderes discutieron el compromiso compartido para lograr una América del Norte próspera y segura, basada en una sociedad justa y equitativa, con oportunidades económicas y seguridad para todos.

Atender causas de la migración.

Para abordar las causas de la migración en países como El Salvador, Guatemala y Honduras, Estados Unidos se unió a México en una asociación estratégica para compartir información y estrategias y coadministrar nuevos programas para fomentar las oportunidades económicas a través de los programas Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro.

También, se aumentará la cooperación para asegurar las fronteras comunes y garantizar una inmigración ordenada, todo con el compromiso de impulsar una América del Norte más humanitaria, igualitaria y con mayor desarrollo para consolidarla como la región más productiva del mundo.

Con este encuentro, se reactivó el Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN) que se celebrará el próximo mes de septiembre y que había estado sin funcionar desde hace tiempo.

Fuente Milenio