Retrasos, protocolos y temor por agresiones

Con retrasos de más de una hora, ayer se inició una histórica jornada electoral, donde la sana distancia y el cubrebocas, eran medidas obligatorias; inquieta a votantes grupo de “encapuchados”

Yamilet Gámez

El Mundo de Orizaba

Ciudad Mendoza.- En un recorrido realizado en las casillas de mayor afluencia, se observa un lento avance en la apertura, lo que molestó a la población quien puntualmente llegó a emitir su voto.

Principalmente adultos mayores llegaron antes de las 8 de la mañana, sin embargo, al llegar a su respectiva casilla se encontraron con diferentes anomalías, en algunos casos los retrasos se registraron por la falta de organización, funcionarios que no se presentaron.

La mayoría de las casillas permanecieron abarrotadas pues debido a los protocolos de salud, se tuvo que guardar la sana distancia, lo que implicó que las filas avanzarán lento.

Hasta las 17 horas en algunas secciones electorales había largas filas, esperando a emitir su sufragio.

En la casilla especial ubicada en el parque Miguel Hidalgo, la población mostró su molestia ante la tardanza de la apertura de la casilla, pues fue después de las 9 de la mañana que comenzaron a pasar los primeros ciudadanos y únicamente se destinaron mil boletas para la elección de diputación.

En tanto que al cierre de las casillas, aún había varias personas en la fila y en otros ya no se les permitió formar dado que había gran concentración de votantes al cierre de la jornada.

Reportan presencia

de encapuchados

Desde muy temprano, ciudadanos reportaron la presencia de hombres a bordo de camionetas, cubiertos del rostro con cubrebocas y lentes oscuros, algunos con capucha.

Frente a las casillas y en los alrededores, se pudo observar a estos hombres que viajaban en camionetas de redilas, en un vehículo azul, algunas unidades sin placas y otras con placas foráneas.

Durante la mañana, votantes que se encontraban esperando pasar a emitir su voto en la escuela Guillermo Martínez, reportaron que por la avenida circularon unidades con hombres a bordo.

Más tarde en inmediaciones de la calle La Raya también se les pudo identificar, incluso algunos llevaban piedras en las manos y bates de béisbol.

Votantes y ciudadanos cerca de las instalaciones del Hotel OH, escucharon detonaciones de arma de fuego, además de que un vehículo sufrió daños, por lo que pidieron la presencia de los uniformados.

Los votantes lamentaron que con estos actos se pretendiera intimidar la participación ciudadana, prácticas que lamentablemente en cada elección municipal se llevan a cabo.