Tendrán clases… pero no escuela

Antonio Arragán
El Mundo de Córdoba
Coetzala.- Una vez que se determine el regreso a clases presenciales, alumnos de la primaria Josefa Ortiz de Domínguez no tendrán a dónde regresar, debido a que el plantel presenta daños severos por el temblor del 2017 y empeoró por falta de mantenimiento durante el tempo que permaneció cerrado.
Aparentemente el edificio está en buenas condiciones, sin embargo los muros y pilares que sostienen las estructuras están dañados por el movimiento telúrico y falta de rehabilitación, en los meses que ha permanecido sin actividades, se extendió la humedad y hay daños graves que podrían generar que el edificio colapse, denunció Sandra García, integrante de la sociedad de padres de familia.
Recordó que autoridades municipales construyeron un plantel para reubicar a los estudiantes, pero carece de servicios, lo que ha generado incertidumbre ante el inminente retorno a las aulas para el siguiente curso escolar, pues el edifico que albergó la escuela durante más de 3 décadas podría derrumbarse y el nuevo aunque es de reciente creación no está en condiciones de albergar a los estudiantes.
“La única escuela primaria que hay en la cabecera municipal no sirve, una vez que digan la fecha para regresar a clases, no sabemos dónde vamos a llevar a los niños, como padres dimos a conocer a las autoridades lo que está pasando, pasó el tiempo y no tenemos respuesta”, señaló la tutora, quien recordó son más de 150 estudiantes de primero a sexto grado que no saben dónde serán reubicados.
Una primera opción fue que el inmueble que presenta daños, sería utilizado para oficinas municipales, debido a que se encuentra a un costado del Palacio y los alumnos se trasladarían a la nueva escuela que se ubica rumbo al camino a la comunidad de Coetzapotitla, sin embargo presenta falta de servicios y le restan detalles, pidieron se acondicione el inmueble, de lo contrario los estudiantes no estarán listos para egresar a clases una vez que reciban la instrucción.