Palo Verde es una fosa clandestina: madres de desaparecidos

Agencia AVC

Xalapa, Ver.- (AVC/Eirinet Gómez) “Hipólito Rodríguez nos dio atole con el dedo”, con esas palabras María Elena Gutiérrez, quien busca a su sobrino Rafael Espinosa Gutiérrez, desaparecido en agosto de 2013, expresó su indignación por la falta de respuesta de la administración municipal para revisar la fosa común del Panteón Palo Verde, y poder identificar 114 cuerpos inhumados de forma irregular.

“Cuando inició su administración, el presidente municipal vino aquí con nosotros, le dijimos que aquí había fosas clandestinas, y se quedó con el compromiso de venir a exhumar con la FGE.., y ahora ya ni nos pela”.

“Hipólito Rodríguez nos queda a deber ¿qué ha hecho Hipólito Rodríguez por la búsqueda de desaparecidos? Nada, todavía quitó un acuerdo de la administración anterior, de que nos iban a dar un espacio para hacer un panteón municipal”.

En septiembre del 2016, las diligencias para localizar los restos de Gemma Mávil,
desaparecida en mayo de 2011, puso al descubierto la existencia de una fosa común en el panteón Palo Verde, en la capital del estado, donde la Procuraduría General de Justicia del Estado –actualmente Fiscalía General del Estado (FEG)– depositó 114 cuerpos- sin cumplir con los protocolos de inhumación e identificación establecidos en la ley.

Desde entonces, las familias de personas desaparecidas emprendieron gestiones ante las autoridades estatales y municipales para que se iniciaran trabajos de exhumación, que permitieran ordenar los restos depositados en el sitio, para su identificación.

También, pugnaron porque se crearán panteones ministeriales.

Y aunque al principio contaron con las promesas del presidente de Xalapa, Hipolito Rodríguez Herrero, que en ese entonces acaba de llegar al poder, y personal de la Fiscalía General del Estado, pronto las palabras se diluyeron en el tiempo, “y ahora ya ni nos pelan, ni la fiscalía ni el ayuntamiento ni el Estado… no contestan… son especialistas en darle vueltas al asunto, y en tenernos en espera”.

Explicó que las autoridades “tienen un oficio de nosotros donde pedimos la exhumación, la FGE ya estaba en trámites para exhumar, pero a las familias siempre nos dan atole con el dedo. Hay un contubernio entre el municipio y fiscalía general”.

Durante la protesta realizada este lunes en el contexto del 10 de Mayo, Día de las Madres, integrantes del Colectivo Buscando a Nuestros Desaparecidos y Desaparecidos Xalapa colocaron una manta en la entrada del panteón Palo Verde: “¡¡En este panteón hay fosas clandestinas!!”

María Elena dijo que además de Hipólito Rodríguez, la Fiscalía a cargo de Verónica Hernandez Guiadáns, también ha sido omisa ante la petición de ordenar el panteón.

Explicó que durante los trabajos de exhumación de Gemma Mávil se puso en evidencia el desorden con que se depositan los cuerpos en la fosa común de la Fiscalía, que se encuentra en este sitio.

“Sabemos que es tiradero de cuerpos, aquí se inhuman cuerpos de periciales sin datos, sin fotografías, sin descripción de cómo estaba el cuerpo cuando fue levantado, cuando la ley dice que todos los restos en fosa común deben tener todos esos datos desagregados, y eso no existe en Periciales”.

De acuerdo con datos proporcionados por la propia fiscalía, de 2010 a 2016, se inhumaron en Palo Verde 114 cuerpos sin cumplir con lineamientos básicos que permitan su identificación.

“La fosa común no es un lugar de resguardo, debido al desorden qué hay, se convierte en fosa clandestina también, y se violentan los derechos humanos de la persona ahí, y de las familias, queda claro que Periciales y los funcionarios municipales saben el cochinero qué hay, por eso no abren y no exhuman”.

María Elena consideró que la falta de disposición para ordenar la fosa común de Palo Verde ha violentado los derechos humanos de las familias, porque entorpece la posibilidad de que los restos ahí depositados puedan ser identificados.

Y agregó que la negligencia con que se conduce la fiscalía pone “en riesgo las posibles evidencias, indicios y material probatorio que constituyen restos humanos de lo que pueden ser nuestros familiares desaparecidos y desaparecidas”

Durante la protesta, también hicieron un reclamo a la Comisión Estatal de Búsqueda, a cargo de Brenda Cerón, que en dos años de asumir el cargo no ha localizado a ninguna persona desaparecida de este colectivo.

“A más de dos años del nombramiento de la encargada de despacho de la Comisión local de búsqueda, no se ha encontrado a un solo desaparecido de nuestro grupo. No hay metodologías ni estrategias de búsqueda para los desaparecidos de larga data”.

A las 10:00 horas, el grupo de madres de personas desaparecidas emprendió la marcha del Día de las Madres, del Panteón Palo Verde a la Plaza Lerdo, donde continuarán con sus reclamos.