Mata perro a abuelita

De la Redacción

Veracruz.- Una adulta mayor falleció anoche luego de ser atacada por un perro dentro de una vivienda, en la colonia Astilleros. La víctima murió debido a las múltiples heridas y el can murió asfixiado luego de ser amarrado.
Eran cerca de las 8 de la noche y Petra “N”, de 70 años, recordó que tenía una cita en casa de su amiga Rosa, de 82 años, a quien tenía que darle masajes terapéuticos debido a que ella (Rosa) se encuentra en una silla de ruedas.
Petra caminó hasta la calle Dr. Joaquín Perea Blanco y llegó a la vivienda 642, donde vive Rosa.
Petra tocó a la puerta y desde el interior le contestaron que pasara. Petra accedió y abrió la puerta.

El ataque
La mujer no alcanzó a cruzar la sala debido a que Tyson, un perro de la raza Pitbull se le fue encima.
El can lastimó a la mujer múltiples veces ante la mirada atónita de su amiga, quien debido a su condición solo le restó gritar para tratar de detener al enfurecido animal.
Petra trató de defenderse del perro, pero en pocos minutos dejó de moverse, sin embargo, las dentelladas del guardián de la vivienda no cesaban.
Dos vecinos escucharon los gritos de Rosa y se detuvieron en la entrada de la casa, pero ante el temor de ser atacados, no entraron y pidieron ayuda al 911, donde tardaron en responder.

Ayuda
Delfino García iba a bordo de su taxi y afuera de la casa, dos mujeres le hicieron señas y se detuvo, al pensar que se trataba de un servicio. Las vecinas le imploraron por ayuda y el ruletero bajó de su unidad, se persignó y entró a la casa.
Según su testimonio, Tyson seguía enfurecido, no dejaba de atacar a la víctima inerte, pero con ayuda de Rosa, el can se detuvo un poco y aprovecharon para amarrarlo en la reja de la entrada, donde entró en cólera al sentirse atado y comenzó a dar vueltas hasta asfixiarse con su propia correa.
Minutos después arribaron elementos de la Policía Naval, Estatal y Guardia Nacional, quienes esperaron el arribo de los paramédicos de la Cruz Roja, pero no había nada que hacer, Petra había fallecido por la gran pérdida de sangre.
La zona fue acordonada por los policías, quienes recibieron los reclamos de los vecinos por no llegar a tiempo. Los elementos no respondieron y solo se dedicaron a resguardar la zona mientras llegaban las autoridades ministeriales.
Un perito criminalista de la Fiscalía General del Estado (FGE) realizó las diligencias en la vivienda y envió el cuerpo a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), donde fue identificado por sus familiares de manera oficial.