Cortan melenas

II Agencias

Los Diablos Rojos del Toluca dieron una de las grandes sorpresas del Repechaje al ser el equipo encargado de eliminar al Campeón León en su estadio en un vibrante duelo que terminó 2-2 y que tuvo que definrise en penales, donde los Diablos salieron más contundentes y se impusieron 4-2 en la serie desde los once pasos.
Fue un partido de golazos y jugadas de peligro todo el tiempo. En los primeros minutos, Joel Campbell le pegó de larga distancia y puso el balón en el travesaño a los 10 minutos. Luego al 13 Alexis Canelo respondió con otro disparo de larga distancia y también la puso en el poste. Luego llegó el gol de Kevin Castañeda a los 17 minutos.
El juvenil escarlata no dudó en prender el esférico desde afuera del área y encontró un golazo para el 1-0 escarlata que sorprendió a la Fiera. Eran los mejores momentos de los Diablos pues después llegó un disparo del defensa Miguel Barbieri luego de que Michael Estrada falló al rematar de cabeza. Cota resistió el cañonazo pero seguían en desventaja.
Luego llegó el empate de León con un tanto de Víctor Dávila tras recibir el balón en el área y alcanzó a mandar el disparo ante la salida del arquero Luis García. Al final Gigliotti se barrió, pero el balón estaba cruzando la línea de gol en el 1-1.
El gol diabólico que sabía a Liguilla llegó al 60‘ cuando Toluca hizo una gran jugada que terminó con un pase aéreo de Rubens Sambueza a Canelo, que en el área dio media vuelta y definió a gol en el 2-1. De esta forma recordó por qué fue el campeón de goleo. Un enojado León se lanzó a buscar el empate pero se topó con Luis García que hizo un par de grandes atajadas, la más impresionante a disparo de Tesillo, que aprovechó un pase diagonal de Dávila en el centro del área.
El arquero atajó un remate de cabeza y también detuvo un mano a mano de Angel Mena que ingresó al área y con un remate de zurda disparó a quemarropa. Pero todo cambió cuando cuando el juvenil de 18 años Fidel Ambriz ingresó de cambio y al minuto 88 consiguió el gol del Repechaje. El juvenil tomó el esférico afuera del área y con un disparo lejano venció al arquero que solo vio cómo el balón se incrustaba en el ángulo derecho.