Aborto, opción, no una obligación: Activistas

AVC

Orizaba, Ver.- Mujeres integrantes del colectivo feminista Marea Verde Altas Montañas marcharon por las principales calles de la ciudad de Orizaba para solicitar que el aborto sea una opción y no una obligación.

En el marco del 10M Día de las Maternidades Libres, mediante un pronunciamiento, informaron que en México existen decenas de miles de mujeres cuyos hijos, hijas, están desaparecidos y necesitan urgentemente un apoyo.

“Tan sólo en Veracruz, de enero a marzo, se han registrado 162 desapariciones de niñas y mujeres, hoy, esas madres que buscan a sus hijas, hijos, no tienen nada que festejar. Y qué decir de los feminicidios, Veracruz ocupando el segundo lugar en el país”.

Agregaron que esos feminicidios no son números, son mujeres, de las cuales muchas eran madres.

“Adriana Beatriz, su cuerpo hallado en una maleta dejó dos hijos. Andrea, fue golpeada hasta morir a manos de su pareja y frente a su hijo. Ana Arelly, muerta atada a un árbol, deja 4 hijos, Miriam Guadalupe, golpeada hasta morir por quien decía amarla, deja a un hijo. Y así muchas más que han dejado en la orfandad a sus hijas, hijos. No, no podemos celebrar a todas las maternidades”.

Subrayaron que desde el feminismo, abrazan la maternidad con el mismo ahínco con el que defendemos el aborto.

“Porque hoy estamos aquí, para generar conciencia sobre la maternidad. Porque queremos para todas una maternidad libre, voluntaria, gozosa y apoyada”.

Las feministas afirmaron que si una mujer decide no ser mamá: deben tener toda la facilidad para poder disponer de su cuerpo.

“Porque no todas las maternidades fueron deseadas, porque hay embarazos de métodos anticonceptivos fallidos, embarazos de violaciones y no solo de desconocidos, muchas fueron violadas en sus relaciones de pareja, muchas no se dieron cuenta de que estaban embarazadas hasta ya muy avanzada la gestación, muchas fueron coaccionadas para ser madres, y después, abandonadas”.

Agregaron: “Veracruz, ocupa el segundo lugar a nivel nacional con más de 20 mil embarazos anuales en adolescentes, en un contexto de desigualdad de género como el nuestro, resulta imposible saber cuántas de estas adolescentes han decidido de manera deliberada ser madres u obligadas, producto de coacción o violencia sexual”.

Puntualizaron que las niñas son niñas, y las niñas deben jugar, no parir, las niñas no son madres.

Las maternidades feministas son aquellas que reivindican maternar de forma libre, que rompen con la romantización de ser madre, que crían para que no se reproduzcan los estereotipos de género, raza y clase, que tienen inseguridad, miedos y dudas y que las asumen. Que exigen que la maternidad se politice y sea colectiva, y que luchan políticamente, cada una desde sus trincheras.

Señalaron que cuando una mujer es feminista y decide ser madre, ella, bajo sus propios criterios, cuestionamientos, creencias y contextos debe ser quien tome las decisiones, quien tenga toda la autonomía para llevar a cabo sus elecciones.

“El feminismo llegó para romper paradigmas, y este 10 de mayo es uno de esos. Y las feministas jóvenes, son las llamadas a cambiar esos paradigmas, porque la maternidad será deseada, o no será”.