Aguacate, delicioso oro verde

En los últimos años, Nogales ha destacado y acrecentando sus cultivos de aguacate, llegando a contabilizar casi 17 mil arboles de aguacate Hass Méndez, logrando un producto de calidad y sabroso

Lucy Rivas A.

El Mundo de Orizaba

Nogales.- Este municipio se ha convertido en uno es uno de los municipios de la entidad que tiene 16 mil 780 árboles de aguacate Hass Méndez, producto de calidad que su sabor es inigualable, debido a que se siembra a gran altura y en comunidades de la Sierra, siendo los productores quiénes se enfrentan a grandes retos en el campo y ante la inestabilidad de los precios.
Fidel Rodolfo Ramírez Rosas, coordinador de Fomento Agropecuario de Nogales, reconoció que este fruto es uno de los 22 cultivos que se manejan en el municipio en conjunto con la fresa, jitomate, calabazas, hortalizas, frijol, y maíz, y en los últimos años ha sobresalido el aguacate.
El cultivo del Aguacate Hass Méndez ha ido a la alza en este municipio por que es de buena calidad, y de acuerdo a la productividad del árbol es el híbrido mejorado, más productivo y adaptable a la zona.
La característica de este aguacate es el tamaño por ser grande y boludo, el sabor es diferente, cremoso y sabroso al paladar, por lo que ha sido bien aceptado por el consumidor.
Y pese a existir productores que han manejado otras variedades de aguacate, no les ha funcionado bien, sin embargo, esta plantación se ha adaptado al campo y clima de la Sierra de Nogales.
Y aunque no es nativa de Nogales, su adaptación ha sido buena, tiene menos plagas, crece más rápido, produce más, da menos problemas y es la variedad que abunda en la zona.

Cultivo inducido
originario de Michoacan
“El aguacate es un cultivo inducido, y la mayoría de la planta ha sido traídas de Michoacán, Estado con mayor producción de Aguacate y en la zona avanzamos en infraestructura, conocimiento de plagas y producción eficaz”, reconoció.
Pues afirmó, que debido a que la mayoría de la planta es originaria de Michoacan, la capacitación ha sido por expertos en aguacate de este Estado.

Productores a la alza
De acuerdo al censo que tiene la oficina municipal de Fomento Agropecuario, en el municipio existen 127 productores de aguacate, algunos tienen media, una y más hectáreas.
Existen algunos productores que no manejan cifras por predio, sino por número de plantas, algunos tienen 25, 50 a más árboles sembrados. En conjunto entre los productores se tienen 16 mil 780 árboles sembrados, algunos produciendo aguacate otros en etapa infantil.
La producción se concentra en la localidad de Palo Verde, en donde existe la mayor cantidad de producto y productores, también existe siembra en la comunidades de la parte alta serrana como El Nicho y Chicahuaxtla, y en la parte baja como Balastrera (Cecilio Terán) así como en El Encinar.
Reconoció que el aguacate tiene su altura propia para producir, que va de los 1 mil 300 a los 1 mil 900 metros del nivel del mar, y en esas alturas se encuentra las localidades más productivas, siendo la localidad de Palo Verde la que se encuentra a 1 mil 800 metros sobre el nivel del mar.
“Conforme va en altura, la calidad del aguacate va disminuyendo por el frío, y a menor temperatura es más lenta la producción y menor producción, debe ser un punto medio  y de equilibrio para su producción”, afirmó.
Cada año existen más personas interesadas en producir aguacate, por ello, está creciendo el número de productores, de hectáreas y plantas, “no es la misma cifra que existía hace dos años atrás y la que existe hoy”.
De acuerdo al último censo, se aumentaron mil 500 plantas en un año y hay más gente que se ha interesado en adquirir terrenos en la zona por que quiere producir, “compran su terreno, van a sembrar planta y se convierten en aguacateros por que se dieron cuenta que es una actividad redituable y buscan participar”.
Reconoció que en la localidad de El Nicho han llegado personas de la Ciudad de México a establecerse, tanto por el tema de turismo como para invertir en el Aguacate.

Producción anual
llega a 130 toneladas
En Nogales la cosecha de aguacate se divide en dos temporadas, al año una cosecha es de noviembre a enero y la otra entre julio y agosto, siendo esta última la de mayor producción.
La cosecha de diciembre es un poco más baja, sin embargo, entre ambas se completan, y en este municipio suman aproximadamente una producción de 130 toneladas al año.
A la fecha, no existe un número de toneladas específicas que se exportan a otras entidades, debido a que cada productor es el que determina que cantidad se va a otro lugar y cuál se queda para la venta local.
Sin embargo, se estima que de las 130 toneladas, al menos el 50 por ciento del tonelaje se va a mercados como Huixcolotla en el Estado de Puebla, y a los municipios de Coatzacoalcos – Minatitlán de la entidad.
Son pocos los productores que se organizan y lo llevan más lejos, un 20 por ciento, se puede decir que eligen algún comprador y este acude por el aguacate hasta la comunidad, y se lo lleva.
Un 40 por ciento se queda en los mercados locales de la región centro de la entidad Veracruzana y es distribuida en los mercados y se acomodan al precio.
“Afirmó que no existe un porcentaje determinado y de en donde se vende y con quién, por que hace falta una persona que esté al 100 por ciento para hacer un censo miticulosos y tener cifras exactas”, reconoció.

Siembra y plagas
Las plagas siempre van a existir en todo tipo de cultivos, por eso es necesario de inversión y trabajo, “no es lo mismo lo que se invierte y produce, son más los beneficios que lo que se invierte, y es redituable ser aguacatero”.
Sin embargo, trabajan en la capacitación de los productores para que tengan una cultura del cuidado de sus plantas, lo que significa tecnificación para tener una buena producción, y son actividades de mantenimiento que se tienen que estar dando continuamente a las plantas.
“Hay que estarlas nutriendo, cuidando, observando, podado y observándo su crecimiento”, aunó.
Y aunque explicó que ha sido complicado trabajar con los productores por que no todos piensan igual, y cada quien trabaja su huerta de acuerdo a su capacidad, si hay actividades fijas de capacitación para los aguacateros.
Entre ellas, se encuentra el control de plagas, los talleres de poda, la fertilización y la nutrición, entre otros que son básicos para asegurar una buena cosecha.

Precio variante
El precio a la venta y compra del aguacate varía, a la fecha no existe un precio fijo, pues cada año sin diversos factores los que intervienen, uno de estos es la productividad anual, y si existe una gran producción el precio baja, y es menor la producción el precio sube.
Otros de los factores que determinan el precio es la venta personal, pues quien lo vende por cantidad puede obtener un mejor precio, y quien lo vende de apoco, es otro precio.
No existe un precio fijo, pero se encuentra entre 40 y 50 pesos el kilogramo al intermediario, y existen ocasiones que al consumidor a llegado a alcanzar los 60 a 70 pesos el kilo.
Recordó que hace dos años, el kilogramo alcanzó los 80 pesos, pero aún cuando estaba en su mejor precio, no había aguacate, si una persona tomaba un aguacate por este pagaba hasta 30 pesos, y estaba bien pagado, “el precio oscila de acuerdo a las circunstancias”.

Atractivo turístico
El aguacate le favorece al turismo, debido a que lo verde de la vegetación atrae, pues son una gran cantidad de hectáreas sembradas, más el bosque de pino de donde viene el agua, motivan a visitantes conocer las zonas de relajación y convivencia con la naturaleza, pues son un atractivo a los visitantes.
Aguacateros sin apoyo
Fidel Rodolfo Ramírez Rosas, coordinador de Fomento Agropecuario, de Nogales, reconoció que pese a existir dependencias de apoyo al campo, actualmente no existe algún programa federal para los productores, han buscado el acercamiento con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) en el Estado pero tampoco se ha logrado el objetivo.
“Los productores están picando piedra, y buscan apoyos, pero no hay programas ni recursos para destinarles”, explicó.
Aunó que el Ayuntamiento les brinda el acompañamiento, así como capacitación periódica, a través de canalizarlos con empresas capacitadoras, quienes arriban a la localidad y les enseñan sobre el cuidado del cultivo.
Mientras su ganancia de estos capacitadores es vender los nutrientes, “el objetivo es que conozcan y estén capacitados constantemente para que tengan excelente producción”.
“Hacen falta personas expertas en el tema del aguacate, pero en Nogales no las tenemos, y cuando hablamos de capacitación tenemos que recurrir a otros estados como Michoacan, y representa invertir en traer a un capacitador”, destacó.

Crean sociedad
de producción
También se busca organizarlos, un objetivo que han cumplido a la fecha, pues se han organizado en una Sociedad de Producción Rural (SPR) que no existía antes, por ende el ayuntamiento los organizó y les proporcionó la documentación para su conformación.
Ya tienen una directiva, se han trazado objetivos, entre ellos se encuentra el obtener una empacadora, lograr una marca de Aguacate e incluso aportar a la exportación.
Y aún cuando reconocen que no se tiene la capacidad para exportar por que deben tener una producción alta y fija y actualmente no le llegan ni a la mitad, no descartan que en los próximos años pueda lograrse.
Se busca tener un solo comprador y poder determinar un precio justo y constante, pero todo depende del trabajo en conjunto, pues a pesar de haberse conformado la SPR existen productores que no se quieren sumar a la organización y trabajan de manera independiente.
“Muchos productores no tienen la cultura de fertilizar y nutrir por qué creen que la naturaleza es sabia y que por si solos los árboles van a producir y es mentira, y son muchos temas que tenemos por alcanzar una capacidad grande de producción”, aunó.
Para finalizar, destacó que en este municipio se está creciendo Y preparando para producir el mejor aguacate del entidad a nivel nacional lograr el reconocimiento como uno de los mejores frutos que se puedan exportar a otros países.