En el abandono escuelas serranas

Yamilet Gámez

El Mundo de Orizaba

No sólo las escuelas de las ciudades y zonas urbanas están en malas condiciones, en la sierra, las escuelas están en peores condiciones.

En algunas instituciones las canchas han desaparecido al cubrirse con montículos de tierra.

Con el apoyo de las sociedades de padres de familia, en algunos casos la intervención de las autoridades municipales, se ha llevado a cabo el mantenimiento de las escuelas en las ciudades y zonas urbanas.

Sin embargo, en la sierra, tanto maestros como padres de familia han limitado las visitas a los planteles, lo que ha permitido que la maleza crezca a lo largo y ancho, manteniendo únicamente los rondines de vigilancia.

Algunas escuelas de la parte alta de Ciudad Mendoza, Acultzingo y Soledad Atzompa, lucen en pésimo estado, se han formado montículos de tierra.

Los padres de familia manifiestan que los maestros no acuden a las escuelas, en la mayoría de los casos si van a dejar material para los alumnos, acuden a puntos intermedios, agencias municipales, parques pero no a las escuelas, sin la posibilidad de que se organicen para darles mantenimiento.

Ante el posible regreso a clases, consideran que las autoridades educativas deben acudir para abrir las escuelas y que éstas reciban el mantenimiento necesario.

MANTENIMIENTO

Padres de familia manifiestan que los maestros no acuden a las escuelas, en la mayoría de los casos si van a dejar material para los alumnos, acuden a puntos intermedios, agencias municipales, parques pero no a las escuelas, sin la posibilidad de que se organicen para darles mantenimiento.