Vamos a tener un rey

Hands writing on old typewriter over wooden table background

La voz en corto

Octavio Rodríguez Pasquel Bravo

Y no de chocolate y nariz de cacahuate como cantara nuestro inolvidable paisano Gabilondo Soler Cri-Crí, ni tampoco como los casi de opereta que reinan en varios países europeos, dije Rey pero también puedo decir reina, que sirven para las revistas del corazón como Hola, para el consumo turístico y poco más.
También España tuvo a Juana La Loca que arrastró el cadáver de Felipe el Hermoso por toda la península.
Aquí somos diferentes, el nuestro va a enterrar, y no a arrastar, a millones de mexicanos.
Se acaba de hacer un cálculo que con tantos mexicanos que no mueren en sanatorios y que en forma oficial no es por covid o por violencia, pero la diferencia de un año a otro de fallecimientos según el registro de defunciones fue de 500,000 (medio millón), los científicos suponen que se debe multiplicar los datos oficiales del covid por 2.6 y los de la violencia adivina adivinador.
Si no hay quien se oponga pronto seremos no siervos de la nación como fue Morelos, nosotros seremos siervos de a de veras y estaremos esclavizados por señores feudales como Bartlett, Fernández de Noroña y Félix Salgado Macedonio.
Al no haber oposición fuerte porque no se ve a la distancia un Cromwell como tuvo Inglaterra, sólo nos queda ponernos en decúbito dorsal y encomendarnos a Dios.

[email protected]