Urge reconciliarse con la Naturaleza

Alejandro Aguilar
El Mundo de Córdoba

El coordinador de la iniciativa ciudadana “Del Volcán al Mar”, Emilio Zilli Debernardi, señaló que la devastación a nuestro medio ambiente se debe a la impunidad y la falta de políticas públicas del gobierno, por la enseñanza e investigación académica parcial y por una cultura ciudadana de buscar solamente culpables.
Cada año, en México y Estados Unidos se celebra el 22 de abril un movimiento ciudadano que nació hace 50 años, el Día Internacional de la Madre Tierra. Es un llamado a impulsar acciones que beneficien al planeta y establecer un diálogo de largo aliento sobre los daños causados al medioambiente, así como la importancia de preservar el ecosistema
El lema para este año 2021 no puede ser más acertado: “Recuperemos la Tierra”. Se trata de un llamado a reducir el impacto de nuestras acciones sobre el planeta al tiempo que nos recuperamos, como especie, de la crisis sanitaria del Covid-19 y aceptamos nuestra responsabilidad como parte de la solución.

Relación humanos-animales
De acuerdo con el PNUMA (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente), cada cuatro meses una nueva enfermedad infecciosa emerge en los humanos y de éstas el 75% proviene de animales. “Esto demuestra las estrechas relaciones entre la salud humana, animal y ambiental.”
“Los líderes del mundo, los que se sienten dueños del mundo, han tenido grandes cumbres para abordar diversos problemas, al final se llegan a acuerdos pero el mundo sigue destruyéndose, sigue afectándose, los ríos siguen contaminados, los árboles siguen cayendo, el aire sigue empeorando, la tierra se sigue erosionando y el hombre de sigue buscando dinero por donde caiga”.
Así lo expresó en entrevista Zilli Debernardi, quien apeló por la iniciativa ciudadana una vez que las autoridades no han sido consistentes en resolver los problemas del medio ambiente.
“Asumir que el desastre lo hacemos todos: el gobierno por la impunidad y la falta de políticas públicas que no se cumplen, la academia por hacer investigación o enseñanza parcial y los ciudadanos por buscar culpables a otros. Tenemos que hacer una enorme reconciliación, primero entre nosotros como seres vivos como parte de la biodiversidad y luego reconciliarnos con la Madre Tierra”.
Adelantó que en este periodo de campañas electorales, en el Día Mundial de la Biodiversidad invitará a los “buscavotos” (candidatos electorales) para que comparezcan durante tres minutos en temas de medio ambiente y se comprometan a cumplirlos.

¿Qué le enseñamos a los niños?
Por su parte el biólogo y especialista en manejo de residuos, Fabricio Capistrán Hernández externó que ante el crecimiento desmedido de la mancha urbana, las autoridades tienen que pensar en lo inmediato en proteger las zonas boscosas para regular la temperatura urbana, que se tengan espacios de recreación y conservación que servirá además de un componente indispensable para la educación ambiental de las próximas generaciones.
“A los niños es absurdo que les enseñemos que tienen que cuidar los árboles pero no tengamos un lugar donde les mostremos qué es la conservación. La conservación conlleva a la educación, la educación conlleva a la sensibilización y la sensibilización a la concienciación ¿Qué es lo que vamos a hacer? Crear niños concientes que a su vez cuando crezcan puedan transmitir esa conciencia ambiental”.