No ser indiferente a elección: Iglesia

Efraín Hernández
El Mundo de Córdoba
El obispo de Córdoba, Eduardo Carmona Ortega, indicó que el deber de la Iglesia es hacer el llamado a la ciudadanía a no ser indiferentes en el próximo proceso electoral que se desarrollará el 6 de junio, como también el conocer bien a los candidato(a)s como a sus respectivos partidos políticos que los abanderan.
“Debemos informarnos y conocer a los diferentes candidatos, sus propuestas, los principios que los motivan y las plataformas que los respaldan; así como sus convicciones y estilo de trabajo, sus cualidades personales y los resultados que ha dejado su trayectoria política o ciudadana en el pasado, lo mismo que su conocimiento y capacidad para desempeñar el cargo al que se postulan”
Destaco que para decidir el voto es importante realizar un discernimiento serio, ya que se trata de pensar muy bien cuál opción puede propiciar el mayor bien posible, sobre todo la que lleve a tener acceso a la paz, la seguridad, la confianza, la justicia, al respeto de los derechos humanos y la solidaridad real con los más pobres y necesitados, así como leyes que favorezcan el bien común.
“Todos los ciudadanos tienen la obligación de participar activamente en las elecciones pero también es fundamental razonar el voto como tener una actitud pacífica antes de emitir un comentario”, señaló.
Aseveró que entre las cosas que se deben analizar antes de sufragar, que sean personas con valores coherentes con su vida al igual que con sus propuestas de campaña.
“Votar en forma libre, responsable y bien razonada. no dejarse convencer por ningún tipo de coacciones o chantajes. No es lícito comprometer el voto por las variadas formas de presión económica”.
El prelado recordó que se necesita una política que piense con visión amplia, y que lleve adelante un replanteo integral, incorporando un diálogo interdisciplinario ante los diversos aspectos de la crisis; una sana política, capaz de reformar las instituciones, coordinarlas y dotarlas de mejores prácticas, que permitan superar presiones e inercias viciosas.
Reiteró que los candidatos requieren de seguridad si no también los votantes, pues actualmente nadie está a salvo de la delincuencia.