‘Un año y aún no aprendemos’

Tras la afluencia de vacacionistas y el descuido, el riesgo de contagios covid es latente y era de esperarse volver al semáforo naranja, considera el padre Helkyn Enríquez Báez

Adriana Estrada

El Mundo de Orizaba

El retorno de Orizaba a color naranja en el semáforo epidemiólogico era de esperarse, luego de ser visible la afluencia de vacacionistas y el descuido del confinamiento, sin que a un año de la pandemia se sea verdaderamente responsables, consideró Helkyn Enríquez Báez vocero de la Diócesis de Orizaba.

La Secretaría de Salud de Veracruzana clasificó a Orizaba en naranja para la semana del 12 al 25 de abril, lo que significa que el municipio se encuentra en riesgo alto ante la pandemia por Covid-19.

El vocero de la Diócesis de Orizaba señaló que esta media no siempre refleja lo que se puede constatar a nivel objetivo, además de que este retroceso era previsible, y lamentable que luego de un año no se aprenda a ser verdaderamente responsable unos de otros.

“Ojalá que este regreso al semáforo naranja, no traiga pérdidas humanas que lamentar, no traiga grandes complicaciones a las familias, no genere la pérdida económica, la ausencia a los trabajos o la pérdida de la vida. Es necesario reaccionar y cuidarnos, respetar las medidas, puesto que todavía ni siquiera la población vulnerable ha sido vacunada”, apuntó.

Sigue la violencia

Sobre los hechos violentos en la región,, dijo que estos confirman el estado de violencia que se vive y la urgencia que existe para que las autoridades hagan lo necesario para asegurar y garantizar la paz de los ciudadanos.

“Los distintos y lamentables eventos que se han suscitado en la zona central, confirman que hay una violencia exacerbada que ha causado preocupación a las comunidades, tristezas a las familias que pierden un ser querido, y todo lo que ocasiona, muchas veces la migración, huyendo de la volencia, cierre de negocios y crisis económica”, apuntó.

Retrocede Orizaba a naranja

Tras la conclusión del periodo vacacional de Semana Santa; Orizaba retrocedió al color naranja en el Semáforo Epidemiológico de Riesgo por Covid-19, emitido por la Secretaría de Salud.

A partir del 12 y hasta el 25 de abril, Orizaba estará en color naranja lo que implica que ante la pandemia se encuentra en riesgo alto.

Durante el periodo vacacional, del 29 de marzo al 11 de abril, la ciudad había avanzado a riesgo medio y se encontraba en color amarillo.

Sin embargo, hoy nuevamente está en riesgo alto, lo que implica que se deben reforzar las medidas sanitarias.