Niños armados acusan olvido

Agencias

Niños que pertenecen a la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) de la localidad de Ayahualtempa, en el municipio de José Joaquín Herrera, Guerrero, marcharon para demandar apoyos federales y estatales.
En la protesta participaron menores que se quedaron sin sus padres luego que el 17 de enero pasado una decena de músicos indígenas de la CRAC en el poblado de Alcozacán fue asesinada e incinerada por parte de un grupo delictivo.
Los niños, algunos portando escopetas y playeras de la Policía Comunitaria, reprocharon el olvido de las autoridades.
“Ya llevamos 15 meses que nos presentamos, no somos delincuentes, somos niños comunitarios que apoyamos en el resguardo de nuestra comunidad indígena. Una vez más exigimos al Gobierno de México para que apoye a las nueve viudas, los 14 huérfanos y a los 34 indígenas desplazados por el grupo Los Ardillos”, expresó uno de ellos.
“Ya basta de tanta delincuencia y discriminación hacia los pueblos indígenas de México”.
De acuerdo con medios locales, casi 40 menores forman parte de las autodefensas.
La CRAC pide además becas y apoyos para los hijos de los policías que también han sido asesinados en la región de laMontaña.

DATO
ENTRENAMIENTO
En diversos videos difundidos en redes sociales se observa parte de la formación y entrenamiento de los menores huérfanos.