Tuberculosis, la otra pandemia

Jessica Ignot

El Mundo de Orizaba

La tuberculosis es la otra epidemia que ataca al estado de Veracruz, y que se ha desatendido a raíz de que los recursos y acciones preventivas se han centrado en la atención de la pandemia del Covid-19.

Veracruz ocupa el segundo lugar, después de Baja California, con más nuevos casos detectados de tuberculosis en lo que va del año, sumando 318, de los cuales 208 fueron diagnosticado en hombres y 110 en mujeres.

De acuerdo al doctor Adrián Arellano Muñoz, presidente de la Asociación de Médicos Generales de Orizaba, nos encontramos frente a una epidemia que avanza de manera silenciosa.

Y es que el Sector Salud ha centrado sus esfuerzos en la atención de la pandemia del Covid-19, dejando de lado, otras acciones preventivas como las enfocadas a la tuberculosis.

La tuberculosis, dijo, ya no es una enfermedad exclusiva de personas con bajo estatus económico. Y esto es, explicó, porque ha habido mucha resistencia por parte del microbio.

“Las personas que padecen VIH-Sida han servido como reservorio y caldo de cultivo para estas bacterias, por tanto adquieren mayor fortaleza y se esparce este microbio, que se ha fortalecido y ha predominado bastante”, apuntó.

El médico indicó que son vulnerables a la tuberculosis las personas que están inmunocomprometidas, entre ellos los pacientes con VIH-Sida, personas de la tercera edad, niños con desnutrición y personas diabéticas.

Pero también las familias que viven en hacinamiento son vulnerables, porque en un solo espacio conviven una gran cantidad de gente.

Al igual que con el covid-19, el uso de cubrebocas podría ayudar a frenar los contagios ya que esta enfermedad se contagia a través de gotículas de saliva.

FRASE

“La tuberculosis es una enfermedad que hoy en día está atacando a toda la población sin importar nivel socioeconómico”.

Adrián Arellano Muñoz,

Presidente de la Asociación de Médicos Generales de Orizaba

DATO

Sabías qué

Anteriormente se creía que la tuberculosis estaba ligada al estado nutricional de las personas y la pobreza, si bien estos factores ya no se consideran tanto, no deja de ser un cofactor que puede influir sin ser el causal detonante.