Afecta sequía a limón y caña

Antonio Arragán
El Mundo de Córdoba

Cuitláhuac.- Pese a que el campo cañero y limonero de la región requiere de mayor volumen de agua para evitar daños en época de sequía, la Unidad de Riego Alfredo V. Bonfil, advirtió que no utilizará el total de litros concesionados por la Conagua, pese a que grupos ecologistas afirman lo contrario, debido a que afectaría el caudal del río Atoyac.
La concesión otorgada por el organismo federal es de 4 mil litros por segundo, pero solo utilizan 3 mil 700, pese a que en temporada de calor los cultivos requieren de más humedad para acelerar el crecimiento de cítricos y caña, señaló Tito Barbosa, presidente de la organización, quien reconoció que para evitar poner en riesgo el cauce del afluente, no utilizan toda el agua concesionada.
El organismo que dota del vital líquido a 8 mil hectáreas de cultivo de los municipios de Atoyac, Yanga, Cuitláhuac y Carrillo Puerto, dijo no aumentará la extracción de agua pese a que las temperaturas en ocasiones superan los 40 grados centígrados y generan que la tierra presente daños y necesite de un porcentaje mayor, sin embargo advirtió que no utilizarán mayor volumen, pues el río presenta daños.
“Sabemos que el arroyo tiene problemas, tenemos un permiso para usar 4 mil litros por segundo, no utilizamos todo eso, hay formas de comprobarlo, las lluvias de los últimos días han favorecido los campos en temas de riego, aunque aumente el calor no utilizaremos más agua de la que tenemos permitida”, señaló.
En la zona del vertedero dijo colocaron sistemas de medición que indican que pese al estiaje y que los campos requieren de más agua, no utilizarán más de 3 mil 700 litros por segundo, pues reconoció afectaría al cauce del afluente que en esta temporada disminuye por la sequía, pues se trata también de la principal fuente de abasto para diez mil familias de la región.