Vacuna genera seguridad biológica y sicológicamente: DIF

Adriana Estrada
El Mundo de Orizaba

Ante la desinformación que se generó en un inicio sobre la vacuna anti covid los adultos mayores se resistían a vacunarse, sin embargo al estar siendo aplicada en varios municipios la población mayor a 60 años ha aceptado ponérsela, generando mayor expectativa y reducción del miedo de contagiarse, señaló Alma Ivón Ramos Martínez, psicóloga titular del DIF municipal de Orizaba.

Aunque la población que se encuentra en la etapa de vacunación contra el covid-19 ha aceptado la inoculación, se ha desarrollando el exceso de confianza en este sector, y bajado la guardia ante las medias preventivas.

“La parte de la vacunación es un tema muy complicado, pues se ha creado mucha controversia por los tipos de vacuna, por la rapidez que se ha generado la vacuna, y las expectativas que se están generando”, apuntó.

El que los adultos mayores hayan recibido la primera dosis de la vacuna anti covid, les ha generado mayor confianza y expectativas de mejoras de vida, haciéndolos sentir con un arma más contra la contingencia sanitaria, pero que esto ha traído exceso de confianza y bajado la guardia con las medidas, cuando el tener la vacuna no es sinónimo de seguridad de no contagiarse, si no un apoyo al escudo junto con las medidas, para evitar el contagio.

La confianza que se está generando en la población adulto mayor se está sobrepasando, cuando previo a la vacunación hacía mucha incertidumbre y miedo a recibir la dosis, pues se daban a conocer supuestos casos donde las personas al ser vacunadas perdían la vida o tenían complicaciones muy fuertes.

Destacó que es muy importante que la población que ya recibió la vacuna no disminuya las medidas, aunque se pudiera tener una reducción al estrés por el temor de enfermarse, es indispensable que se sigan cuidando como se ha hecho desde el inicio de la pandemia.

La psicóloga del DIF dijo que el exceso de confianza puede desarrollar una ola de contagios, y eso provocará que se tenga una ansiedad más grave, pues se podría tener personas vacunadas, con exceso de confianza y por consecuencia mayor movilidad, que podría desarrollar una ola de contagios.