Desabasto de vacunas contra hepatitis y tuberculosis

Efraín Hernández
El Mundo de Córdoba

Menores de seis meses y recién nacidos como personas de la tercera edad representan un riesgo mayor de contagio de tuberculosis, debido a la vulnerabilidad de sus defensas.
Por ello, ante el desabasto de la vacunas en el sector salud tanto en el privado, los médicos recomiendan dentro de los primeros siete días de vida aplicar las vacunas de la Hepatitis B y BCG, sin embargo actualmente con las medidas sanitarias por covid-19 han reportado que tanto en el Centro de Salud de Córdoba como en el IMSS por el momento no cuentan con dichos biológicos.
Los antígenos son la manera más eficaz según la Organización Mundial de la Salud para el control de enfermedades infecciosas, siendo la vacuna bacilo Calmette-Guérin o mejor conocida como BCG la que protege contra la tuberculosis.
En entrevista vía telefónica con el Doctor Patricio Zentella destaco que desde el año 2020 esta esté desabasto a nivel nacional de antígenos es evidente para los médicos como para los pacientes.
“El Seguro Social como el sector privado no tiene este medicamento esta enfermedad es delicada como contagiosa ya que dicha bacteria se encuentra en el aire “expreso
Abundó que actualmente en el sector privado si se han reportado casos de tuberculosis, aunque infelizmente se ha dado en niños.
“No hay una fecha para tener la vacuna, yo espero tener en mi consultorio de dos a tres semanas el insumo”, dijo.
Por su parte, la doctora Luz María Georgina Lara Hernández enfatizó que no se le da importancia necesaria a este virus que tiene muchos años de existencia, y que es una de las más delicadas que existen.
“Las bacterias de la tuberculosis se transmiten de una persona a otra por el aire. estas bacterias se liberan al aire cuando una persona con enfermedad de tuberculosis de los pulmones o de la garganta tose, estornuda, habla o canta”. señalo
Ambos galenos coincidieron que uno de los principales síntomas de una tuberculosis pulmonar se caracteriza por una tos intensa que dura 3 semanas o más, dolor en el pecho.

DATO
OTROS INDICIOS
Debilidad o fatiga
Pérdida de peso
Falta de apetito
Escalofríos
Fiebre
Sudores nocturnos.