La Fiscalía de Quintana Roo investiga el caso de Leo como homicidio culposo

Redacción

Hace unos días un padre denunció la muerte de su hijo por negligencia en un parque de Xcaret y además agregó que han existido irregularidades en su caso, desde la entrega del cuerpo del menor hasta como lo ha manejado la empresa.

La Fiscalía General del Estado de Quintana Roo, abrió una carpeta de investigación por el delito de homicidio culposo desde el 28 de marzo, la dependencia recibió la notificación del fallecimiento de parte de un hospital privado, pero hasta hoy se iniciaron las investigaciones.

La familia del menor viajó desde Durango para festejar que sobreviveron al covid-19, al estar en una de las atracciones llamada “Río salado” el niño fue succionado por un filtro destapado, su padre lo sacó y aplicó técnicas de reanimación pero a pesar de sus esfuerzos falleció al día siguiente en el hospital.

El parque Xenxes informó en un comunicado que “desde el momento del accidente el aérea fue asegurada y se han tomado las medidas, además que se están realizando las investigaciones”.

La directora de ejecutiva de Parques y Tours de Grupo Xcaret, Elizabeth Lugo, indicó que las investigaciones indicaron que el accidente fue ocasionado por una omisión al no colocar una rejilla en un sistema de filtración de uno de los ríos artificiales, que tiene 60 centímetros de profundidad.


La fiscalía general de Quintana Roo publicó un comunicado en redes sociales dando a conocer la carpeta de investigación.