‘Neni sí, nini no’

Carmen Lara

El Mundo de Orizaba

La pandemia ha puesto a prueba el ingenio y la creatividad de las personas, generando emprendimientos a través de las redes sociales, donde se ofertan una gran variedad de productos, la gran mayoría de ellos enfocados a mujeres.

Estos suelen ser vendidos por “Las Nenis”, mujeres jóvenes que han encontrado una forma de salir adelante, a través del autoempleo virtual, vendiendo productos de belleza, ropa, postres, cosas personalizadas, decoraciones, entre otros más.

Algunas de ellas han recurrido a este tipo de ventas ya sea por necesidad económica, de tiempo y en algunos casos por la posibilidad de emprendimiento, pues han visto la oportunidad de dinamizar un comercio electrónico.

El trabajo

Aunque para muchas personas ser una Neni, es sinónimo de burla, la realidad es que es un trabajo que implica mucha responsabilidad, tiempo, habilidades de marketing y publicidad.

Pues al ser un negocio dedicado a las ventas, las mujeres han tenido que innovar la manera en que ofrecen sus productos, pues en el marketplace de Facebook, no solo es una Neni la que ofrece un producto similar al tuyo, sino muchísimas.

Por lo que deben cuidar mucho su trabajo, cómo lo ofrecen, bajo que estrategias, a que público y sobre todo la atención al cliente, pues al ser por redes sociales, mucha gente no puede tener un primer acercamiento al producto para ver si es de su total agrado.

Ser una Neni, implica más de 8 diarias de trabajo, pues en primer lugar se tienen que canalizar a que grupos de venta se van a ofrecer sus productos, revisar los comentarios, contestarlos y resolver todas las dudas que tengan los posibles clientes.

Es por ello que se considera un trabajo arduo y difícil, pues no solo se dedican a esto, mientras contestan los comentarios, alguna Nenis, están haciendo la comida, lavando ropa, cuidando a sus hijos, ayudándoles con las tareas, etc.

Sin embargo, a pesar de lo difícil que puede ser una Neni, muchas de ellas aseguran que el tiempo que invierten vale la pena, pues en plena pandemia, este ha sido un método que les ha permitido tener ingresos económicos y solventar los gastos de sus hogares.

 

Las redes

Algunas Nenis trabajan con páginas de Facebook e Instagram, mientras que algunas lo hacen de sus perfiles directos en los grupos de compra venta, pero existen quienes utilizan todas las plataformas a su alcance para tener mayor visibilidad, aunque eso implique mayor tiempo.

Ser Neni no es sólo hacer una publicación y ya, para ellas implica todo un proceso, desde el nombre de sus redes sociales, el logo, el estilo, colores de las fotos y la marca de agua, entre otros detalles más.

Una de las cosas principales que cuidan las Nenis en sus redes sociales, es que todo el contenido que suban sea propio y no vídeos o fotos bajados de internet, pues de esta manera le dan más formalidad a su trabajo y sobre todo credibilidad.

Pues es de resaltar que algunas de ellas cuidan hasta el más mínimo detalle, como si se tratará de una gran empresa ofreciendo una atención de calidad, lo cual las coloca como la mejores en ventas, aunque existan 30 personas más que venden lo mismo que ellas.

 

Las compras

La mayoría de estas compras se dan por medio de transferencias bancarias, depósitos o pagos en efectivo, esto varía de acuerdo al producto que se venda y el costo que tenga.

Sin embargo, algo que es muy real, es que antes de realizar las compras la mayoría de los usuarios buscan referencias, pues existen quienes ofertan productos y al pedir un adelanto o pago vía transferencia y una vez que los usuarios lo hacen, dejan de contestar.

Pero también existen clientes que piden los productos y al momento de la entrega, no asisten o dan largas, haciendo que las Nenis, pierdan su tiempo y dinero, pues una venta que pierden.

A raíz de esto, muchas de ellas han implementado el método de compra con un anticipo, para asegurar que el pedido es confiable, y una vez que lo tienen y se hace la entrega personal se cobra el resto.

 

Los riesgos

Pese a que este pudiera parecer una forma de trabajo, fácil, rápida y sencilla, ser Neni implica muchos riesgos, pues es de recordar que existen diversos casos en redes sociales de mujeres que han desaparecido al ir a entregar un producto.

E incluso otras más que al llegar al punto son asaltada y violentadas, por esta razón muchas ha implementado horarios para entrega de productos, así como que esta sea en espacios públicos donde haya mucha gente.

Pues en el caso de estar en una situación de riesgo, puedan ser auxiliadas, por otra parte, también hay quienes no realizan las entregas personalmente, pidiendo apoyo a sus amigos o novios para realizar las entregas e incluso ir acompañadas a la entrega.

 

Joven que emprende

Aunque el concepto ˝Neni” surge como una burla, la realidad es que al hablar de Nenis, estamos hablando de mujeres jóvenes emprendedoras, quienes han decidido apostar por un proyecto que esperan les deje los ingresos que requieren o necesitan.

Pues algunas de ellas lo hacen para mantener a sus hijos, otras para mantener su hogar, a sus hermanos, e incluso hasta para solventar sus propios estudios, recordando que todas tienen una historia y razones diferentes para dedicarse a esta nueva forma de autoempleo.

Mensaje de Marea Verde

El Colectivo Feminista Marea Verde señala que llamarlas “Nenis”, es despectivo, asegurando que de esta forma lo que se hace es minimizar todo el trabajo que realizan día con día y que, por el contrario, son mujeres admirables, pues desde su situación de desventaja laboral, han creado oportunidades para ellas.
“Las mamás luchonas, las bendiciones, las nenis, todos esos términos que parecieran inofensivos, sin embargo, se utilizan de una manera despectiva y con el afán de ofender, minimizar y peyorar las actividades o situación personal de las mujeres”, explica Luz María Reyes Huerta, integrante del Colectivo Marea Verde Altas Montañas.
Desde el Colectivo Feminista Marea Verde Altas Montañas, reconocen a todas aquellas mujeres que todos los días se esfuerzan por sacar a sus familias adelante, pese a ser llamadas “nenis”, además de ello, las respaldan, pues desde el Colectivo seguirán luchando contra todo el tipo de violencia que pueda existir hacia las mujeres.

 

Las nenis de Orizaba

En Facebook existe un grupo llamado “Nenis Orizabeñas”, lo definen como mujeres emprendedoras que pueden ofrecer sus productos en venta, ropa o accesorios ya sea de uso o nuevo.

En este grupo que es público, se ofertan ventas por catálogo, manualidades , artesanías, talleres, servicios, entre otros.

Aclaran que los hombres pueden pertenecer al grupo pero unicamente para consumir o comprar “a las nenis que se anuncien”.

Hasta el cierre de esta edición se contaban 99 miembros.

 

Sabías que

De acuerdo al Inegi, apenas medio millón de mujeres tiene negocios o empresas que dan trabajo a otras personas, lo cual deja ver que en México todavía siguen existiendo obstáculos importantes en cuanto al emprendimiento femenino.

Sin chamba

Casi un millón 987 mil 339 mujeres fueron expulsadas del mercado laborar, lo que ocasiono que para el cierre del año 2020 dejaran de estar activas económicamente.

Emprender

En el desempleo total quedaron 154 mil 441 mujeres y 69 mil 981 emprendedoras que daban trabajo a otras personas, tuvieron que salir de este grupo de acuerdo con las cifras de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), del Inegi.