Indaga ASF otro desvío de Duarte

Animal Político

La Fiscalía General de la República (FGR) abrió una nueva carpeta de investigación por el posible desvío de más de 3 mil 500 millones de pesos provenientes de diversos fondos federales que en 2015 fueron transferidos a la administración del entonces gobernador de Veracruz, Javier Duarte. El dinero fue extraído de las cuentas oficiales y nunca fue devuelto.

Con esto la suma de recursos posiblemente desviados en Veracruz ya supera los $6 mil millones. Es, por mucho, la entidad con el mayor monto de recursos públicos desaparecidos.

La nueva indagatoria de la FGR surge de la denuncia que el pasado 17 de febrero presentó la Auditoría Superior de la Federación ante el Ministerio Público en contra de los funcionarios que resulten responsables de este desvío detectado hace 6 años, pero hasta ahora denunciado.

Según el dictamen técnico incluido en la denuncia, el principal responsable del manejo de los recursos públicos desviados en Veracruz es el extesorero de la Secretaría de Finanzas estatal y exdiputado federal del PRI, Antonio Tarek Abdalá.

Actualmente el extesorero está prófugo de la justicia y su paradero se desconoce. Esto luego de que en abril de 2020 un juez del estado de Veracruz giró una orden de aprehensión en su contra por su participación en el esquema de empresas “fantasma”.

Por otra parte, se dio a conocer que la Fiscalía General de Justicia solicitó a un Juez Federal la aprehensión del extitular de Trabajo duartista, Gabriel Deantes, por su probable participación en los desvíos.