La mujer

Hands writing on old typewriter over wooden table background

Una voz en el desierto

Octavio Rodríguez Pasquel Bravo

 

El Día de la Mujer fue instituido igual que tantos otros, este en particular debería ser todos los días  pero caigo en lugar común y me incorporaré a la celebración.

Podía hablar de las grandes mujeres de nuestra historia en literatura y política, puedo referirme a Juana de Asbaje, “Sor Juana Inés de la Cruz”, que por cierto no fue monja, solo habitó en el convento, a Rosario Castellanos y a Griselda Álvarez con su exquisita prosa y que además fue la primera mujer gobernadora de un estado de la República (Colima).

En forma preponderante hablaría yo de las mujeres de nuestro pueblo, las de las serranías, las de los pueblos olvidados, las más pobres entre los pobres y que son millones, el equilibrio que con alfileres sostiene a nuestro país son ellas, las que entre menor sea el grado de educación y cultura sufren maltrato y abandono, madres solteras, divorciadas, viudas o simplemente abandonadas a su suerte por la irresponsabilidad de los varones.

Hogares disfuncionales y los niños y jóvenes con poca atención porque las madres trabajan para el sustento.

No es extraño ver a nuestras indígenas con una carga

de niños lastimosamente transitando por nuestras ciudades en ocasiones con un bebé a sus espaldas con un rebozo liado, vendiendo productos del campo, en ocasiones flores recogidas en su peregrinar y en otras diferentes mercancías de cosechas o artesanías.

Lo más conmovedor que esto se convierte en un círculo vicioso, los hijos varones de esta situación repetirán ya mayores la misma conducta de sus padres desobligados y la féminas repitiendo el calvario de sus madres, esta es la tragedia del pueblo desamparado.

En nuestros estados sureños, Chiapas y Oaxaca principalmente, en que se venden las hijas a cambio de animales o cartones de cerveza.

Abundaría en todo lo anterior pero considero más ilustrativo referirme a una mujer que puede ser espejo para las mexicanas que son inteligentes, trabajadoras y como decía al principio, el sostén de nuestra apremiante situación como país.

 

Rosario Marín

 

En ocasiones uno olvida sus fuentes de información en este caso lo que voy a decir lo escuché en una entrevista televisiva en la que sin tapujos platicó su historia.

 

De su voz

 

Esta excepcional mujer nació en uno de los barrios más pobres de la CDMX y emigraron sus padres a Estados Unidos en busca de una vida mejor, en esas fechas sufrió un terrible suceso, apenas a sus 5 años fue violada por el hermano de su abuela, algo que llevó en secreto hasta la edad adulta en que se lo platicó a sus padres, se casó con más de 30 años, ya habiendo alcanzado estudios superiores, el matrimonio no se consumó hasta después de 3 meses, no soportaba el acercamiento de un hombre.

Al terminar estos renglones los que tengan paciencia podrán constatar el curriculum de esta excepcional mujer, solo añadiré que llegó al cargo de Tesorero de los Estados Unidos en la Administración del Presidente Bush y en alguna ocasión los dólares que pasen por nuestras manos llevarán su firma.

En la escuela por no saber el idioma la consideraron una niña con cierto atraso mental pero después de unos años entre 500 pruebas escolares estuvo entre los 20 primeros.

Fue del Partido Republicano hasta que surgió la candidatura de Trump y por primera vez en su vida votó a favor de los demócratas, habiendo estado en contacto continuo con Hillary Clinton, que de haber ganado no se duda que hubiera ocupado una Secretaría en su gabinete.

Quien desee enterarse de su carrera increíble que en los tiempo actuales es un faro de luz por su tesón, su talento y el gran esfuerzo de una mujer migrante mexicana.

A continuación detallo parte de su

 

Cirrículum

 

Sólo es un compendio de Wikipedia es mucho más extenso de lo que aquí consigno.

Nació 4 de Abril de 1958

41° Tesorero de Estados Unidos Bajo la Presidencia de George W. Bush.

1985 Nació su hijo con síndrome de Down, los dos siguientes sin problemas de síndromes, fundo una organización para Padres Latinos con hijos con Down que se llamó “FUERZA”.

En 1995 recibió el premio “Rose Fitzgerald Kennedy” por las Naciones Unidas.

En 1984 se unió al Partido Republicano, se naturalizó y compartió con la ideología del Presidente Ronald Reagan

En 1994 obtuvo por 7 años un asiento del consejo en Huntington California, Ciudad de la que fue Alcalde en 1999 y 2000, primer hispano en lograr tal cargo.

El 15 de junio del 2002 le concedieron en su Alma Mater un Doctorado Honoris en Derecho, en ese mismo año fue galardonada con el premio La Innovadora Latina.

 

 

 

[email protected]

 

 

Artículo publicado el 12 de marzo 2017