El acoso a las mujeres

Una voz en el desierto

 

Octavio Rodríguez Pasquel Bravo

 

A la mujer le debemos consideración, respeto y amor, y a la que se tropezó con nosotros en alguna ocasión, la mayor discreción.

Es abominable quien hace alarde de sus conquistas.

Dime de qué presumes y te diré de qué careces.

El que presume de veraz es un mentiroso, el que platica trifulcas en la que fue el héroe es probablemente un cobarde, pero lo más patético es el que presume de galán, normalmente poco favorecido por la naturaleza, sin apostura, sin ingenio, aburrido, contándonos sus conquistas y en una aberración mayúscula soltando nombres de damas.

Esto es una digresión porque de lo que quiero hablar es el acoso sexual que ha provocado gran escándalo, el productor de cine Harvey Weinstein que aprovechándose del puesto se dice que abusó de las que aspiraban a aparecer en sus películas.

Esto tiene dos vertientes, una execrable cuando por mayor fuerza física, la del hombre es superior al de la mujer, cometen el agravio, son merecedores del mayor castigo que impone la ley. Nunca se me ocurrió querer someter a la fuerza a alguna dama y qué bueno, más bien me hubiera llevado una buena paliza.

La otra vertiente es si esta acción llega acompañado por conveniencias ya es diferente:

Leí en una declaración que si no se sometían a los deseos de este productor no hubieran aparecido en escena, o sea que por un papel se prostituyeron. Si los actos fueron consensuados sólo se trataría de un hombre enfermo y unas mujeres ambiciosas.

Esto según la historia no es privativo de la mujer, también ha sucedido con hombres que por lograr éxito lo han aceptado.

Es de recordarse que algún empresario de una plaza de toros, en un término muy taurino, se decía que a los torerillos los hacía pasar por el túnel, tenían relaciones, para darles oportunidad en las corridas, esto está muy bien descrito en una novela del desaparecido Luis Spota, llamada: Más Cornadas Da El Hambre.

No estoy diciendo que la actitud de Weinstein fue poca cosa, es totalmente justificado el desprecio que ha recibido por todos y principalmente de miembros de la Industria Cinematográfica.

Sólo relato hechos.

No todas las artistas aceptaron sus propuestas, así como no todos los toreros pasaron por el túnel, pero se dice que la prostitución es el más antiguo oficio del mundo.

 

Algo distinto para reflexionar

Ya lo escribí anteriormente que nos conmovió, como debía ser, el temblor que flageló nuestro país, con más de 400 muertos, pero también me conmueve que en ese mismo mes de Septiembre hubo en el país 2,500 asesinatos, una cifra brutal, se dice que la mayoría jóvenes menores de 20 años, ya estas masacres nos dejan indiferentes por lo rutinario.

 

Feminicidios

El otro día no me di a entender sobre la muerte de una joven, sólo una nos entristece, pero es tal la cantidad que se habla de feminicidios, lo que reflexiono puede ser erróneo, pero no solo mueren mujeres, también hombres y niños.

Ignoro la proporción de las muertes entre edades y género, pero lo que sucede en México es que todos peligramos por la indefensión y la impunidad en que nos tienen los malos gobiernos.

Nuestro País está en un estado de descomposición que no admite calificativos ni excepciones.

 

[email protected]

 

Artículo publicado el 26 de octubre del 2017