Sin identificar a un abatido

En enfrentamiento

De la Redacción

Orizaba.- A seis días del hallazgo de dos hombres abatidos en una casa de la colonia Anáhuac en Nogales, aún no se identifica al otro hombre, cuyas versiones fueron que se trataba de un secuestrado, aunque también trascendió que podría ser uno de los plagiarios.
Los hechos se registraron la noche del 24 de febrero, cuando policías llegaron al lugar y un presunto secuestrador, identificado como Enrique Estrada, de 36 años y originario de Nogales enfrentó a los uniformados y resultó abatido.
Se desconocen los generales del otro abatido, quien se encontraba también en el sitio de la balacera, quien se considera como presunto “secuestrado” y su cadáver sigue en las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), sin ser reclamado por sus familiares.
Aproximadamente el cuerpo medía entre 1.70 a 1.75 metros de altura, de complexión media, cabello corto y un tatuaje ilegible en el brazo derecho, así como el dedo meñique amputado del mismo lado y en el brazo izquierdo un tatuaje de calavera.
Según versiones extraoficiales se dio a conocer que el presunto secuestrado o levantado, podría haber muerto incluso 48 horas antes y no en el enfrentamiento que se suscitó en la colonia Anáhuac.
Las Autoridades Ministeriales Acreditables continúan con las averiguaciones acerca del asunto, ya que el cadáver que permanece en las instalaciones del Semefo podría pertenecer a un miembro de una banda delictiva y no precisamente de un secuestrado.

DATO
UBICACIÓN
El lugar donde fueron asesinados es en un inmueble de la calle 11, entre Tlapaneca y Leona Vicario.