La Palma, el río más contaminado

Antonio Arragán
El Mundo de Córdoba

Amatlán.- Hace unos años el río La Palma era de los más limpios que cruzaba las comunidades La Toma y La Patrona, pero se convirtió en arroyo de aguas negras donde arrojan drenajes del penal y poblaciones aledañas, por la importancia que representa, un grupo de voluntarios intentará rescatar el afluente.
Hace menos de diez años, amas de casa lavaban ropa y pobladores utilizaban las balsas de agua para nadar, sin embargo la falta de plantas de tratamiento de aguas residuales generó que las descargas de residuos las arrojen directamente al caudal, dejando inservible la corriente del río que durante años se distinguió por ser el más limpio de la zona.
Aunque parece complicado, un grupo de activistas intentará sanear las aguas del río La Palma que ahora está lleno de espuma, olores putrefactos y con alta presencia de basura, señaló Samuel López, integrante del proyecto, quien dijo que primero buscarán la intervención de autoridades municipales para ingresar una petición a Conagua y con recursos federales aplicar un fideicomiso para rescatar el caudal.
Debido a que la respuesta para aprobación del presupuesto de saneamiento será tardado, mientras tanto, esperan que más de 50 voluntarios organizarán brigadas de limpieza y chapeo para rescatar el arroyo, debido a que se trata del más importante de la zona, sin embargo con el paso del tiempo se convirtió en un tiradero, pues en la zona no hay plantas de tratamiento de aguas residuales, lo que provoca que arrojen los desechos directamente a los arroyos.
“Será un trabajo complicado por todas las descargas de contaminación que tiran, estamos dispuestos a recatar el río, durante muchos años era un lugar recreativo y en un descuido se convirtió el basurero y afluente de aguas negras, son más de cinco kilómetros que habrá que sanear”, señaló.