Tyasa reanuda su producción

La gerencia de la fábrica reporta que fueron diez días de pérdidas totales y se afectaron a proveedores, clientes y a la organización

Raymundo García G.
El Mundo de Orizaba

La fábrica Talleres y Aceros (TYASA) reanudó sus actividades productivas luego de que se normalizara el abasto del gas natural al país, sin embargo fueron diez días de pérdidas totales, dio a conocer el gerente Edgar Chahín Trueba.
La factoría mantuvo parada la producción durante diez días, lo cual representó afectaciones económicas al no haber producción, “dejamos de producir el 100 por ciento durante el tercio de un mes, miles de toneladas de acero”, y a los trabajadores se les mantuvo su pago, dijo.
En los temas de producción cortar una cadena como es la fabricación de acero, implica afectar a proveedores, clientes y a la organización en sí, “sufrieron los transportistas, los clientes que se quedaron sin producto, toda la cadena tuvo afectaciones importantes”, abundó.
Indicó que el paro también afectó en la producción de oxígeno medicinal que en esta planta se produce, aunque esto no llegó a representar crisis afortunadamente, expuso.
Reconoció que no llegó a haber desbasto de acero por este paro, pero diez días de no producir en una planta de acero es mucho, y volver a recuperar la normalidad en inventarios se lleva también tiempo.
Lo más grave en situaciones como estas es que el hecho sea repentino, “en la industria siderúrgica, prevenir un paro se lleva mucho tiempo y esto se dio sin preparar nada. Tener que suspender operaciones, además de lo que dejas de producir, implica costos muy importantes en materiales que se inutilizan, en recortar la vida de otros materiales, y en que todo eso lo tienes que volver a recuperar; entonces son costos adicionales en un periodo muy corto”.
A pesar de todo, les queda el temor de que esto se vuelva a repetir, expuso, porque en este país, la política energética que se tienen no es la adecuada.
“La política energética no es la mas apropiada, el gas que le estamos comprando a Estados Unidos lo tenemos en México, pero Pemex no ha hecho suficiente explotación y exploración, y no tiene suficiente producción; además de que se suspendieron muchos contratos firmados y no se permitió que arrancaran otros ya signados”.
El problema no es que no haya gas, sino que no tenemos la disponibilidad de éste en México, si en el pasado se hubiera hecho la suficiente exploración y explotación, no se hubiera tenido este problema.
Y aunado a que Pemex no tiene los recursos para hacerlo, tan solo el año pasado, perdió mas de 500 mil millones de pesos; y si está perdiendo dinero y es una empresa sumamente endeudada con más de 2 billones de pesos, de dónde van a salir los recursos para hacer más exploración y explotación, apuntó.