Pandemia suspende trasplantes de órganos

Hasta que el semáforo epidemiológico esté en color verde todos estos procedimientos estarán suspendidos en México y Veracruz, ya que únicamente se atienden casos de urgencia; hay 600 pacientes en lista de espera

Agencia AVC

Xalapa.- La pandemia del covid-19 suspendió los trasplantes en todo el país y en Veracruz hay al menos 600 pacientes en espera de un órgano o tejido que les permita seguir viviendo o mejorar su calidad de vida; sin embargo, hasta que el semáforo epidemiológico esté en verde todos estos procedimientos están suspendidos, ya que únicamente se atienden casos de urgencia.
En Veracruz y en el país el órgano más solicitado es el riñón por las afecciones crónico-degenerativas que tiene la población como la diabetes mellitus, pues la mayoría de pacientes con insuficiencia renal tienen antecedentes esta enfermedad; por demanda de órganos le siguen el hígado y corazón.
Desde marzo de 2020 los procedimientos de trasplantes tuvieron que ser suspendidos debido a la reconversión de hospitales para la atención prioritaria de pacientes covid-19, pero también porque los pacientes trasplantados toman inmunosupresores que bajan sus defensas y con ello el riesgo de contagio es mayor.
A ello se suma el hecho de que a los protocolos de seguridad se tuvo que agregar la urgencia de contar con una prueba PCR del donador para descartar la enfermedad generada por el virus Sars-Cov2, lo cual en los casos de donadores cadavéricos es poco viable dado que el tiempo de vida del órgano es menor.
En el marco del día Mundial del Trasplante de Órganos y Tejidos el pasado 27 de febrero, tenemos la opinión de expertos sobre este tema.

Hospitales del sector salud suspendieron trasplantes

En Veracruz hay 12 hospitales con licencia para realizar donación, procuración y trasplante de órganos y tejidos, cinco de estos particulares y siete del sector salud; en estos se realizan principalmente trasplantes de córnea y riñón.
En el caso de los hospitales del sector salud, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cuenta con tres hospitales que tienen licencia para trasplantar y procurar, es el Hospital Regional de Orizaba, el Hospital 11 de Xalapa y la Unidad de Alta Especialidad de Veracruz, que de manera conjunta suman hasta 116 trasplantes al año.
En Veracruz la Unidad de Alta Especialidad de Veracruz realizaba un promedio de 90 a 100 trasplantes de riñón y córnea anualmente antes de la pandemia, pero en 2020 a partir de marzo se detuvo todo el programa.
En el Hospital de zona número 11 del IMSS el programa es más pequeño pero tenían un promedio de trasplantar tres o cuatro pacientes al año antes de la pandemia y entre el Hospital de Alta Especialidad de Veracruz y el Hospital de Alta Especialidad “Doctor Rafael Lucio” se tiene un promedio de 10 ó 12 trasplantes al año.

Baja tasa de donación

Antes de la pandemia la tasa de donación en el estado era baja, con 2 ó 3 por ciento de donadores por millón de habitantes, señaló el encargado del Centro Estatal de Trasplantes en Veracruz, Alfredo Oseguera Manzur.
“Hay una medición por millón de habitantes, en Veracruz estamos en el 2 ó 3 por ciento, estamos muy por debajo con respecto a otros lugares en donde tiene casi el 15 por ciento; sin embargo, hemos tenido buena respuesta, cuando vimos en inicio de 2020 dos donadores multiorgánico nos hizo pensar que la gente ha tomado conciencia de la importancia de donar órganos”.
Dijo que si en Veracruz se pudiera contar con un donador multiorgánico al mes, se podrían realizar hasta 24 trasplantes de riñón en un año, por lo que esperan que cuando se reactive el programa de donación se puedan realizar 10 trasplantes de riñón en el hospital de Xalapa y otros 10 en el de Veracruz.
El coordinador de Donación de Órganos y Tejidos con fines de trasplante en el Hospital General de Zona 11 del IMSS, Jorge Vera González, señala que en 2019 en la zona norte del IMSS se realizaron 103 trasplantes renales, cuatro en Xalapa y 99 en la UMAE en Veracruz; así como 27 trasplantes de córnea.
Para el 2020, durante la pandemia solo se realizaron 21 trasplantes renales en la UMAE de Veracruz. Sobre las donaciones, dijo que en 2019 se concretaron 2 mil 493 donaciones a nivel nacional, de estas 31 en Veracruz, 14 por muerte encefálica y 17 por parada cardiaca; sin embargo, la cifra disminuyó para 2020 ya que a nivel nacional se realizaron 667 donaciones; de las 667 Veracruz contribuyó solo con 14, ocho por muerte encefálica y seis por parada cardiaca.
“Debido a la pandemia, el 90 por ciento de los hospitales del IMSS se tuvieron que reconvertir para la atención prioritaria de pacientes con covid-19, requiriendo incluso el apoyo de los médicos dedicados a los procesos de donación y trasplante, por lo cual hubo una marcada disminución en la actividad, pero no se han dejado de atender las urgencias nacionales y asignaciones prioritarios”, advirtió.

Las complejidades del trasplante en tiempos de pandemia

Mientras tanto, Oseguera Manzur reconoció que la pandemia trajo consigo efectos en estos procedimientos que tuvieron que suspenderse a pesar de que el año anterior inició “prometedor” tras dos donaciones multiorgánicas en el Centro de Alta Especialidad “Doctor Rafael Lucio”.
“En el CAE en enero tuvimos un donador multiorgánico y se generaron dos trasplantes de riñón y dos córneas; en febrero hubo otro donador multiorgánico y tuvimos otros dos trasplantes de riñón y otras dos córneas pero en marzo se detuvo por la pandemia. De los hospitales privados en Veracruz, el único hospital que trasplantó en 2020 fue Star Médica que tiene el programa activo”.
Con el inicio de los casos confirmados de covid-19, parte del protocolo para la donación de órganos y los trasplantes tuvo que modificarse, poniendo como requisito la realización de pruebas PCR a los donantes, pero esto conlleva otro problema ya que sus resultados tardan hasta 72 horas y en casos de trasplantes cadavéricos el tiempo apremia.
Por ello, en algunos hospitales tras la fase más crítica de contagios de covid-19 se lograron reactivar algunos trasplantes de donador vivo relacionado, guardando el protocolo dictado por el Centro Nacional de Trasplantes; sin embargo, tanto en el CAE como en el Hospital de Alta Especialidad de Veracruz están suspendidos los programas.
“No se está trasplantando; el Seguro Social estaba reactivando sus programas solamente de vivos relacionados y que tengan pruebas negativas de covid-19 porque se debe cuidar al paciente que recibe el órgano porque es un paciente que tiene bajas las defensas, toman medicamentos inmunosupresores para evitar los rechazos del órgano pero está susceptible a las infecciones”.
Desafortunadamente, durante la suspensión de estos procedimientos han fallecido pacientes en espera de un órgano pues aunque estaban en terapia sustitutiva como la hemodiálisis, en algunos casos son pacientes que tienen mucho tiempo esperando.
Dijo que esperan que en un plazo no mayor a cinco meses se reactiven de manera regular los programas en los hospitales del sector público para reagendar los procedimientos y lograr disminuir los fallecimientos de pacientes.

Presupuesto anual de 3.8 mdp para trasplantes en Veracruz

En Veracruz el presupuesto anual para el Centro Estatal de Trasplantes es de 3 millones 800 mil pesos, que a decir de su encargado es suficiente para poder comprar los medicamentos y realizar estudios a los pacientes, pero no más.
“Es suficiente para poder comprar los medicamentos y realizar estudios, andamos alrededor de 3 millones 800 mil pesos para el Centro Estatal de Trasplantes, pero tenemos que ir creciendo conforme tengamos mayor número de trasplantes”.
Aún así, Oseguera Manzur señala que el trabajo del Centro Estatal es importante porque logra procedimientos que en el sector privada llegan a tener un costo de hasta medio millón de pesos.
Ejemplificó que un trasplante de riñón en el sector privado tiene un costo de medio millón de pesos como mínimo, a lo cual se suman los medicamentos del pacientes tras el trasplante y que son de hasta 100 mil pesos anuales.
En el caso de un trasplante de córnea, dijo que el costo es de alrededor de 100 mil pesos, aunque en este caso los pacientes de córnea solo tienen una vigilancia posterior, sin necesidad de mayores tratamientos.
“Un paciente que está en hemodiálisis cuesta el triple, es más barato tener a un paciente trasplantado y no en hemdiálisis”.

¿Cómo trabajan durante la pandemia?

El doctor Jorge Vera González recordó que en junio del año pasado se estableció el plan para el reinicio de los servicios de salud diferidos por la contingencia, por lo que los programas de donación cadavérica actualmente se valoran cada 15 días de acuerdo con el semáforo epidemiológico de cada estos según donde se encuentren los hospitales de segundo y tercer nivel y con base en ese análisis se determinan qué procedimientos pueden realizarse.
Y es que a pesar de la pandemia, dijo que durante noviembre y diciembre de 2020 se realizaron cinco trasplantes renales de donador vivo en el Hospital 14 del IMSS en Veracruz, aunque por ahora se debe esperara que el semáforo epidemiológico esté en verde para. Poder regresar a las actividades habituales.
“Por el momento se continúa con la donación de tejidos y órganos en las unidades de segundo y tercer nivel siempre considerando el semáforo epidemiológico y la capacidad hospitalaria para adecuar áreas libres de covid; en trasplantes se seguirán atendiendo las urgencias nacionales y prioritarias, cuando el semáforo esté en verde se realizarán todas las actividades habituales”.