¡Que vengan las buenas vibras!

Carmen Lara

El Mundo de Orizaba

Para aquellos que trabajan bajo la luna y su energía, el primer viernes de marzo es considerado uno de los días energéticos más importantes pues aseguran que es el momento perfecto para el inicio de nuevos ciclos no solo en la tierra, sino también a nivel espiritual.

Este día también es considerado como el día de los brujos, pues el primer viernes de marzo se realiza una de las tradiciones más antiguas practicada por los mexicanos, que es de origen Celta y se mezcla con las culturas indígenas con la llegada de los españoles.

Durante este día se práctican diversos rituales y limpias en busca de protección de las malas energías, además de que marca el inicio de nuevos ciclos que van desde el primer viernes de marzo, hasta el equinoccio de la primavera que ocurre el 21 de marzo.

Se dice en este círculo de practicantes de las energías que se abre un portal en donde pasan energías de todo tipo, por lo tanto es necesario tener cuidado, pues dentro de éstas también se encuentran negativas, que pueden hacer daño.

La tierra

El primer viernes de marzo abarca muchos aspectos y puntos primordiales, uno de los más importantes es la celebración a la madre tierra con el ritual Xochitlallis, que realizan comunidades indígenas de la sierra.

A su vez, los yerberos, también cuentan que este día es primordial para ellos, pues en ese viernes preparan el brebaje “Hierbas de marzo” que se utiliza para dolencias físicas por golpes y malestares como empacho, espanto y otros que no necesitan médicos sino remedios de casa.

Además de que es cuando mayormente la gente recurre por productos para eliminar las malas energías y cuidar sus hogares, entre ellos destacan la venta de sabia, inciensos y velas de protección.

La luz

En este día además de todos los rituales que se hacen, lo que se busca primordialmente es atraer la luz a la tierra y la vida de las personas, y se recomienda este día vestir de blanco.

Hablando energéticamente, ese día es cuando el universo y su energía se predisponen a materializar todos los anhelos de aquellas personas que creen en el.

En los hogares se recomienda prender una vela blanca, poner flores blancas y prender un incienso, todo esto con la intención de darle la bienvenida al nuevo ciclo de energía que se abre en la tierra.

Y a manera de cerrar el ciclo lunar que ha pasado, agradeciendo siempre por todo lo que se ha vivido durante ese año, pues de acuerdo a quienes se dedican a trabajar con las energías lunares, siempre se tiene que agradecer.

Agradecimiento

Otras de las actividades que se recomiendan durante este día, es realizar en casa el frasco de la abundancia, que consiste en colocarlo donde se tenga un altar y, al finalizar cada día, cada integrante de la casa, en un papel blanco agradecerá por algo bueno que le paso durante el día, y así se hará hasta llegar al primer viernes de marzo del próximo año.

Llegado este día, todos los papeles se tienen que quemar y agradecer nuevamente por todo lo vivido, dando paso a que nuevas cosas lleguen a los hogares, pues cabe destacar que el fuego también limpia la energía del hogar.

Limpieza emocional y espiritual

De acuerdo a la terapeuta emocional y espiritual Christel Kalaitzis, la limpieza energética en los hogares y las personas es una pieza clave, ella recomienda que, a través de rituales con velas, meditación de protección, plantas de poder y baños purificadores, cada determinado tiempo se haga una limpieza energética.

Las peticiones de protección y limpieza energética se realizan con una vela blanca, la cual se utiliza para todo aquello que tengo relación con las facetas lunares, pues simboliza la fe, la pureza, la verdad y sinceridad, está por lo regular se coloca en los altares con flores blancas.

Las plantas

Las plantas de poder, éstas pueden servir a través de una quema y limpia en el hogar o en su caso, tenerlas en el jardín, aunque de preferencia se recomienda tenerlas en la entrada de la casa.

Entre las plantas que se pueden ocupar destacan por sus propiedad energéticas y curativas la salvia blanca, la ruda, la albahaca, el romero, la verbena, canela y clavo.

Por último, se encuentran los baños energéticos, eso sirven para eliminar todas las cosas que son extrañas o antagónicas a la pureza de las personas, para estos baños existen diversas maneras de realizarse la más común es con sal gruesa o de mar.

En un recipiente se pone un puño de sal gruesa, una vez que te termines de bañar, la tienes que usar del cuello hacia abajo, pues este es un elemento purificador y se cree que es un gran liberador de larvas astrales.

Otra manera es a través de un baño con agua de flores, este se prepara con un puño de sal y unas gotas de agua florida, la cual se prepara con esencias de naranja, limón y neroli, todas estas tienen propiedades limpiadoras, además de que se considera que esta agua por sus componentes conecta con la divinidad.