Piden autoridades no relajar medidas

Ana De la Luz
El Mundo de Córdoba
De hoy lunes y hasta el 14 de marzo, Córdoba y otros municipios de la región siguen en semáforo naranja, que sigue siendo de alto riesgo para contraer el coronavirus.
Sin embargo, el regidor Félix Emilio Sacre Luna afirmó: “Creo que sí nos conviene seguir en el color naranja para mantener las estrategias que ya se están implementando porque sí han dado resultados.
”Obviamente como municipio grande tardamos un poquito más en salir del semáforo naranja para pasar al amarillo pero considero que las medidas que se han tomado han sido suficientes“, expresó.
Comentó que por ello es importante insistir en el exhorto a la población para que no se confíe y haga a un lado medidas importantes como el uso de cubrebocas que, ayer en domingo se pudo percibir que muchos ya no lo utilizan, tanto comerciantes como transeúntes.
”Sigue el exhorto a la población de que no porque estemos bajando en el estado, en Córdoba vayamos a bajar la guardia pues estimo que en unos quince días pasemos al semáforo amarillo pero no nos podemos confiar hasta que no esté completamente vacunada la población“, enfatizó.

Que se haga conciencia ciudadana
El presidente del Consejo Representativo de Iglesias Evangélicas en el Estado de Veracruz (CRIEEV), Alfredo Luna Murillo, comentó que además de que una de las razones de que sigamos en semáforo rojo sea porque estamos en medio de una pandemia, aseveró que es necesaria la inoculación y que la autoridad garantice el suministro y que la población sea más consciente.
”Obviamente es necesaria la vacunación, por lo menos del setenta por ciento de la población y para eso quizá van a pasar más meses eso ya no depende de nosotros, sino de las autoridades y que existan las vacunas. Pero lo que sí se puede hacer es que se haga esa conciencia ciudadana, no confiarse, tomar las medidas pertinentes, ya conocidas por todos, cubre bocas, usar el gel desinfectante, la sana distancia, evitar las aglomeraciones“, dijo.
Añadió que los ciudadanos sólo deben salir de casa en casos indispensable, sea por el trabajo, comprar alimentos, medicina o realizar algún trámite. Mientras tanto, insistió en que las autoridades sigan haciendo conciencia con el ejemplo.
”El gobierno debe seguir la campaña para no bajar la guardia, subir el volumen de la importancia que tienen los ciudadanos de hacer conciencia por el bien de todos. Porque la economía no puede parar porque si no esto se viene abajo. Depende de todos pero que la autoridad llame a todos los sectores y actores desde sus trincheras hagan conciencia para que Córdoba siga caminando aunque sea despacio porque no se puede detener“, dijo.

Seamos responsables todos
El obispo Eduardo Carmona Ortega dijo: ”Una de las esperanzas que tiene la comunidad es la vacuna pero seamos responsables todos, tanto las autoridades como la sociedad para que esto pueda llegar a más personas y más pronto alcancemos una inmunidad. Mientras hay que registrarse con la actitud de querer estar bien y las autoridades hagan el esfuerzo para que se tenga la vacuna“, expresó.

Datos de dudosa calidad
Por su parte, el presidente de la Cámara Nacional de Industria de Transformación (Canacintra), Juan Francisco Castillo de los Santos aseveró que ”La vacuna es un elemento que previene y acota los riesgos pero no los desaparece totalmente en corto. Las autoridades, del nivel que sean, en su mayoría tienen la mente en procesos electorales y no el del bienestar de los gobernados“.
Si bien, declaró que no es un especialista en epidemias pero criticó que llegó un momento que se tenían 500 muertes diarias y se buscaba bajar la cifra; luego llegaron a un promedio de más de 1 mil 500 diarias. ”Y hoy estamos en 800 y el gobierno considera que la pandemia está domada. A mi punto de vista el gobierno federal y estatal es una agencia para buscar a quien culpar y los datos que declaran son francamente de una calidad dudosa“.