‘Debemos hacernos amigos de la Biblia‘

Ana De La Luz
El Mundo de Córdoba

La Diócesis de Córdoba conminó a las familias a escuchar a Jesús, el Hijo amado de Dios, a través del Evangelio para que sea su Palabra la que los acompañe como una luz en medio de la noche, en este tiempo de oscuridad y de pandemia de covid-19.
El obispo Eduardo Carmona Ortega aseveró que la Palabra de Dios debe ser el alimento que nos haga fuertes ante las adversidades para salir adelante, sobre todo ante las situaciones difíciles que se viven.
“Tenemos que hacernos amigos de la Biblia, de leerla, de escuchar, conocer y masticar la Palabra de Dios, de que sea nuestro alimento. Todas las noches deberíamos hacernos una pregunta ¿qué comí hoy? Pero no de frijoles y arroz sino de la Palabra de Dios que es un alimento y con ella debemos estar fuertes”, expresó.
Como parte del periodo de la Cuaresma, habló sobre la transfiguración del Señor que es el momento en el que Jesús fortalece la fe de sus apóstoles, transfigurándose delante de ellos en el Monte Tabor.
“Es esta Palabra de Dios, Palabra del Padre, que nos dice que Jesús es un hijo muy amado que tenemos que escucharlo; el mandato directo que Dios nos hace desde su amor y generosidad dándonos a su hijo para que lo escuchemos a través del Evangelio y a través de su palabra, eso es algo que tiene que acompañarnos como una luz en medio de la noche en este tiempo de oscuridad y de pandemia”, dijo.