Alíviate naturalmente

De la Redacción

El Mundo de Orizaba

Hay ocasiones en que los esfuerzos que hacemos van más allá de lo que nuestro cuerpo soporta y vienen las lesiones o dolores articulares, mismos que con el paso del tiempo van incrementando por el envejecimiento del cuerpo.

A veces este tipo de dolores comienza a volverse crónico con el paso del tiempo y nos acostumbramos a tener una calidad de vida deficiente, sin embargo, no tiene por qué ser así. La medicina tradicional puede ayudarnos a contrarrestar estos males que aunque no merman en gran medida resultan ser incómodos, pues son dolencias que se arrastran por mucho tiempo.

Es por eso que hoy, preparándonos para el primer viernes de marzo y sus buenas vibras te vamos a enseñar cómo hacer un alcohol de hierbas para combatir estos dolores y que tu funcionamiento diario se recupere pronto.

El alcohol de hierbas es una infusión natural que aprovecha los extractos antiinflamatorios de algunas plantas para darnos una solución natural para calmar los dolores articulares.

Así lo afirma este estudio realizado por la Universidad de Medicina China así como los estudios de Medicina Tradicional de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad Veracruzana (UV).

Es una fórmula que aporta nutrientes para estimular el paso de la sangre en las zonas doloridas y, de este modo, disminuir los síntomas que lo aquejan.

La preparación de este alcohol de hierbas nos permite tener a la mano un producto relajante y analgésico para el tratamiento de los dolores articulares de toda la familia.

Si bien puede hacerse cuando ya existe la dolencia, lo ideal es tenerlo preparado desde antes de padecerlo para poder recurrir al remedio tan pronto como se perciban los síntomas.

No lo olvides, puedes prepararlo para este primer viernes de marzo y que sea especial.

Así que vamos a prepararlo:

Ingredientes

1 litro de alcohol de 96º

1 rama de romero

2 ramas de enebro

1 rama de menta

1 rama de aloe vera

2 ramas de ortiga

Preparación

Pon a esterilizar el frasco de vidrio con tapa. Para ello, hiérvelo en una olla con agua durante 20 minutos.

Mientras tanto, pon las hierbas en una tabla de picar y córtalas finamente.

Cuando el frasco esté limpio, sécalo bien y agrégale las plantas picadas.

A continuación, vierte el litro de alcohol y asegúrate de que la mezcla de plantas quede bien cubierta.

Tapa el frasco y almacénalo en un lugar fresco y oscuro por un periodo de 3 semanas.

Pasado este tiempo, filtra el alcohol con un colador para desechar los restos de plantas y ¡listo!

Aplicación

Toma un poco de alcohol con un paño y frótalo sobre las articulaciones doloridas.

Si gustas, aplícatelo con las palmas de las manos para hacer un masaje relajante.

Úsalo antes de acostarte para que sus propiedades actúen mientras descansas.

Repite su uso cada vez que sientas dolores en tu cuerpo.

No olvides que lo puedes utilizar también en casos de esguinces y tendinitis.

Beneficios

Preparar este remedio natural con hierbas es muy fácil y tiene muchos beneficios para el tratamiento de los dolores. Sigue los pasos indicados y mantenlo disponible para aprovechar sus propiedades.

La ventaja de este producto es que suele conservarse en buenas condiciones por mucho tiempo y, gracias a esto, se puede mantener en el botiquín.

Eso sí, antes de aplicarlo realiza una pequeña prueba, ya que sus componentes podrían provocar reacciones indeseadas sobre pieles sensibles.