EL DOLOR

Constituye un mecanismo de protección. Es una experiencia sensorial y emocional desagradable asociada a un daño real o potencia al tejido de un organismo vivo. Hay una escala académica para el estudio de la Neurología y del dolor en las Facultades de Medicina: en el primer semestre el estudiante debe aprender las neuronas motoras y sensitivas desde su origen en la corteza cerebral (áreas de Broca) hasta las terminaciones en el pie, en lo que se denomina Haz Espino-Tálamo-Cortical (zona gris del cerebro), que fisiológicamente transcurre de abajo hacia arriba; mientras que el médico de pre-grado aprende a buscar el dolor como síntoma cardinal en padecimientos, que guiará su investigación en el campo clínico. Cuando se ha graduado, debe estudiar las enfermedades que producen el dolor para reconocerlas, luego, el médico de postgrado debe estudiar profundamente en la Biología Molecular la interacción entre neurotransmisores y receptores, no siendo esto suficiente e irónicamente, el médico doctorado especialista, cuando ya no hay otra cosa que estudiar, ¡Oh! llegará saber que, malgré tout ( a pesar de todo),todo, todo, en el dolor tiene causa emocional. Y Volverá a empezar. Una explicación es que; las fibras nerviosas o neuronas, al pasar por el tálamo, que es un conjunto de núcleos integradores del cerebro del que sobresalen el hipotálamo y la amígdala, son responsables del estado de ánimo. En esta escala académica se introduce el ambiente con sus diversas facetas, y escenarios no imaginados. Examinemos un ejemplo, en el Ballet Coppélia  de Arthur Saint-Léon  y música de Léo Delibes,  en las partes finales, la inmóvil muñeca que ya no está tan inmóvil, trata de engañar a su creador y para no hacer ruido que la delate, baila un Battement Tendu, luego Battement degagé y finaliza con un Battement Frappé (baile de puntitas), lo cual logra con éxito. (asesoría de la Maestra orizabeña de ballet Jessica). Para los bailarines principiantes sin instrucciones básicas, esta extraña posición anatómica les prepara una dolorosa lesión osteotendinosa del empeine y los músculos gemelos de la pierna. Ya no digamos una caída del pas du chat. Pasemos a la Lucha Libre, los contrincantes en el ring dan cátedra de lo que deberían ser dolores agudos de torceduras de brazos, cabezazos y caídas de espalda. Allí las neuronas motoras que rigen a los músculos, comprimidos contra las cuerdas y la lona y su neurotransmisor del dolor glutamato-gabapetina, secretado en las sinapsis de la cadena espino-talámica-cortical: callan ; sangra el perdedor, la fiesta termina y todos en paz. Uno que otro moretón, pero nadie es llevado a Terapia Intensiva; lo que más se pierde fuera de la cabellera o la máscara es el orgullo, que se recuperará en la revancha. Otro ejemplo es la quemadura de una parte de la mano, la neurona sensitiva percibirá el riesgo de lesión del tejido emitirá el llamado de alarma ¡Ayy!, Inmediatamente, si no hay lesiones en el trayecto espino-talámo-cortical la neurona motora ordenará retirar la mano. La comunicación de ambas en el sitio de lesión, sinapsis, una neurona actuara como emisor de los neuro-trasmisores dopamina, serotonina, GABA o noradrenalina y la otra como receptor, según la intensidad y extensión de la parte afectada. Presento a ustedes otro ejemplo: no hay expresiones verbales o gestos iguales con que un paciente pueda expresar su experiencia del síntoma dolor en el pecho, mientras ocurre un cuadro clínico real de “angina de pecho” o angor pectoris, cuando se comparan las expresiones con otro paciente con el mismo padecimiento. La descripción de la molesta sensación es de opresión, como agua corriente, flujo que escurre, gotea, indigestión, respiración corta y más. El síntoma es el resultado, reflejo, entre conexiones neuronales y sus neurotrasmisores que viajan juntas en un paquete multicordón común. Allí se involucran varias estructuras: en primer lugar, las neuronas del corazón (enterótomo), el miocardio (miotomo) con la piel (dermatomo). El multipaquete pasa por los ganglios laterales hacia a un segmento posterior de la médula espinal. De esta manera, la molesta manifestación “dolor” se proyecta a la región torácica por un reflejo espinal viscero-génico, si se considera al corazón como una víscera más como el estómago o el páncreas. El médico debe interpretar el síntoma dolor con otras manifestaciones, que son respuestas de estimulaciones tanto motoras como sensitivas. que pueden estar presentes sin que el paciente lo advierta. La base del dolor anginoso en la falta de riego sanguíneo del miocardio por enfermedad de las arterias coronarias. Lo mejor, en esos casos, es acudir con el interpretador de síntomas y signos y registrar un trazo electrocardiográfico. Otro ejemplo más, el estrés, interpretado como catástrofe emocional no contralada, es el gran modulador de todo lo que nos ocurre, lo importante es manejarlo bien o capacitarse para entenderlo. Algo no bien comprendido puede causar estrés. Lo que para algunos sería normal, para otros no. Hay un capítulo entero en los libros de texto de Cardiología de los problemas que ocurren en la sociedad que causarían un intenso dolor, aunque de corta duración. Entre los mayores están el divorcio, el fallecimiento del cónyuge o deber una fuerte cantidad al banco. Entre los menores están deber una cantidad menor al banco, salir de vacaciones o ganar un premio “gordo”. Un ejemplo más, existen molestias de dolor que son complejas en su origen y requieren comprensión del paciente y del médico para manejarlo como la secuela de miembro fantasma, que aparece posterior a la amputación de miembro torácico o pélvico, en donde ya no hay hueso, músculos, arterias, venas o nervios. Otro ejemplo más de ausencia, son los dolores atribuibles al corazón después de un infarto del miocardio o cirugía cardiaca, causado por la irritación de las terminaciones nerviosas, cortes musculares del tórax o fracturas óseas iatrogénicas producidas durante la cirugía. Un ejemplo final, nuestra música ranchera o las canciones del cantautor máximo Juan Gabriel, combinan la sensación de dolor con la tristeza y esta con la pérdida del ser amado. La letra de algunos boleros, también expresan la combinación de dolor con tristeza o desengaño. Colofón: “También de dolor se canta, cuando llorar no se puede”.
Dr. Joaquín Alfonso Vargas Baeza
Miembro del SCM. Orizaba .