Complejos petroquímicos, en riesgo por falta de mantenimiento

AVC

Coatzacoalcos.- La falta de mantenimiento mayor a los complejos petroquímicos ubicados en la zona sur del estado, podrían provocar accidentes de fatales consecuencias; actualmente la compra de refacciones y el mantenimiento menor se logra de las ganancias obtenidas de las cooperativas establecidas en el interior de las plantas.

Trabajadores del complejo, quienes denunciaron bajo la figura del anonimato por temor a represalias, advirtieron que desde hace varios años los complejos no reciben mantenimiento pese a contar con un plan anual de mantenimiento que destina una partida presupuestal para tales efectos.

“Se cuenta con un programa de mantenimiento dentro de los complejos, el detalle es que no hay recursos, no hay materiales para realizar de manera adecuada el mantenimiento que requieren los complejos. Los trabajadores sindicalizados hemos creado cooperativas de las cuales se obtienen recursos para la compra de alguna refacción, todo bajo la complacencia de los jefes de confianza”.

Apenas este jueves se registró un incendio en el turbogenerador (TG05) del complejo Petroquímico Cangrejera, el cual provocó un paro en las plantas.

“El siniestro es más grave de lo que se pudiera imaginar ya que estuvo en riesgo un colapso total del complejo con repercusiones letales para la plantilla laboral. El problema central es que se ha dejado de invertir en mantenimiento de las instalaciones, tiene dos años que no se realiza mantenimiento mayor a las plantas”, denunciaron los trabajadores.

Así mismo advirtieron que el sistema contraincendios del complejo no funciona de manera óptima, se trata de un sistema convencional que data desde el arranque del complejo en 1982.

“En definitiva este sistema ya no funciona y es un grave riesgo no contar con el respaldo eficiente de una red hidráulica para sofocar un incendio, ayer la brigada contraincendios pasó muchas dificultades para controlar el incendio del Turbogenerador y solo fue posible combatir el fuego con la ayuda de un carro contraincendios que incluso tuvo que llegar de otro centro de trabajo de Pemex”.

Los trabajadores expusieron su miedo ante la posibilidad de que se registre un accidente de fatales consecuencias por la falta de inversión, por lo que solicitaron a PEMEX y el gobierno federal analizar los riesgos que implica trabajar con plantas obsoletas y deterioradas, por lo que urgieron se destine una partida presupuestal para tales efectos.