Carestía no da tregua a familias

Alejandro Aguilar
El Mundo de Córdoba
Luego del alza de gas doméstico, el encarecimiento de los productos de la canasta básica no da tregua a las familias, ya que la inflación interanual de México se aceleró durante la primera mitad de febrero debido principalmente a un aumento en los precios de energéticos y algunos alimentos.
Y es que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que en la primera mitad de febrero la inflación, se ubicó en 3.84 por ciento anual, en lo que respecta Córdoba el índice anual fue superior al nacional pues registró una inflación del 4.89 por ciento.
Además de esto fenómeno económico, se suma el periodo de poca cosecha de algunos frutos por el invierno lo que resulta que productores y comerciantes suban sus precios al público.
Es el caso del durazno, que al inicio de año se ofertó entre 18 y 20 pesos el kilo, al menos hasta ayer en el mercado Revolución se encontró hasta en 50 pesos el kilo, es decir, más del doble en menos de dos meses.
Otro fruto de mayor demanda y también de encarecimiento en el mismo periodo fue la pieza de melón, al pasar de 15 y 20 pesos la pieza a 30 y hasta 35 pesos; en tanto la pieza de piña, subió de 20 a 35 pesos.
De igual forma, una de las frutas más buscadas es el plátano roatán, el cual los locatarios subieron el precio de 12 a 18 pesos el kilo.
Locatarios del mercado refirieron que han tenido que subir los costos por el alza a los enérgeticos y en otros casos por la escasez de unas frutas y verduras, ya que en una no es su temporada y en otros casos se echa a perder luego de los frentes fríos que han pasado por esta región.