Acampan por sacar placas

En Hacienda del Estado

Raymundo García G.
El Mundo de Orizaba

Un calvario es el que viven los contribuyentes que desean tramitar las placas de sus vehículos ante la oficina de la Secretaría de Hacienda del Estado. Los interesados deben acampar una noche afuera del Palacio Municipal de Orizaba para tratar de recibir uno de los 10 turnos que ofrece por día esta dependencia.
Además deben formar más de 16 horas, y realizar una serie de trámites, pero si les encuentran un detalle en su documentación entregada, como la falta de un documento, falta de un sello o documentos no actualizados, de nada sirvió la espera de tanto tiempo.
Las personas que desean ganar uno de los 10 lugares para hacer el trámite, llegan un día antes desde las 9 de la noche a acampar afuera del Palacio Municipal.
Durante la noche llegan más de 30 personas a esperar, sin embargo, al darse cuenta de que ya no van a alcanzar turno se retiran, otros esperan correr con suerte de que a alguno le sea rechazado el trámite y entrar en la lista de atención.

Los fríos
Los que se quedan en la noche tienden sus colchonetas, se tapan con cobijas para protegerse de los intensos fríos que se han estado registrando estos días. Quienes tienen y pueden llevan sus casas de campaña.
Los que ya se han quedado varias veces comentan que les ha tocado estar en la intemperie con suradas, con lluvias o heladas.
Leticia González y Ricardo F. tuvieron que pernoctar afuera del Palacio Municipal y esperar más de 16 horas para tramitar y obtener sus placas para su moto; días antes ya habían intentado tramitar pero no habían alcanzado lugar.
A las 7 de la mañana que abren la puerta del Palacio Municipal, una persona les indica que solo pasarán cinco, los forman con metro y medio de separación y vuelven a salir por otros cinco y les dicen que hasta ahí tendrían asegurada la atención. Al resto de las personas les dicen que pasarían solo en caso de que alguno no complete el trámite y sea rechazado, si gustan pueden quedarse a esperar que eso suceda.
A las 8 de la mañana que comienza la oficina con el trámite, no les dan ficha sino que les recogen una identificación oficial y comienzan a llamarlos uno por uno para irles revisando los documentos.
“A mí me querían detener el trámite con el pretexto de que el recibo de luz no era el más reciente, y les expliqué que se pagó en enero y que el recibo de luz se expide cada dos meses”, expuso Leticia.
Posteriormente las personas son canalizadas a otra ventanilla para que se les elabore el formato de pago, el cual deberán ir a realizarlo en un banco Santander; “anteriormente se tenía la opción de ir a pagar a un OXXO, donde se tiene más alternativas porque hay varias tiendas cercanas y el pago es rápido, pero ahora que nos mandan a un banco el pago es más lento, pues por la cantidad de gente que ingresa nuevamente hay que formar y esperare para poder realizar el pago”.
Hasta las 12.30 horas regresaron para entregar el recibo con copias, llenan un formato y los envían nuevamente a formar ahora para la entrega de las placas. Como a todos lo que ya pagaron les dicen que se presenten a las 12:30 horas por el siguiente trámite, se vuelve a hacer la fila y el resto a esperar la atención.
A las 2 de la tarde se cierra la oficina y a quienes no les de tiempo antes de esa hora deberán regresar al día siguiente por sus placas.

DATO
Burocracia
Los usuarios criticaron a la oficina estatal, que hoy en pleno siglo XXI habiendo tantos avances tecnológicos y de comunicación como el internet, aún sigan realizando procedimientos burocráticos que alentan el trámite y exponen a la gente.

Pues para evitar que los contribuyentes acampen una noche afuera del Palacio Municipal bien podrían habilitar las citas por internet con horario programado.