Luego de 6 años… ¡se hace el milagro!

Ana De la Luz
El Mundo de Córdoba

En medio del miedo y la crisis que ha desencadenado la pandemia de Covid-19, para algunas familias los milagros existen.
Esta es la historia de Delfino “N”, un adulto mayor de esta ciudad que después de seis años de deambular sin rumbo fijo por las calles del municipio de la Antigua, ayer pudo reencontrarse con su familia.
La emotiva reunión familiar fue posible gracias a la intervención de las fundaciones “Felipe Rogel” y “Mi Pueblito Tamarindo” del municipio de Puente Nacional, quienes hace un mes fueron los primeros que detectaron al abuelito en situación de calle y abandono, así como del DIF municipal de Puente Nacional y su similar de esta ciudad.
Ante sus malas condiciones de salud -ya que estuvo expuesto a las inclemencias del tiempo-, sólo resguardándose en la vía pública con una cobija vieja y sucia, Delfino, quien sufre demencia, fue internado en el Hospital Regional de Cardel.
Delfino fue localizado en la colonia La Ninfa, del municipio de la Antigua, donde fue asistido por miembros de ambas fundaciones y quienes también encontraron el apoyo del DIF municipal de Puente Nacional, que facilitó una ambulancia en la que trasladaron al abuelito de regreso a su hogar en Pueblo Quieto.
En una vivienda que evidencia la pobreza de su familia, con lágrimas y emoción, su mamá Rosa y demás seres queridos vieron llegar el vehículo oficial con Delfino sobre una camilla, a quien ya daban por desaparecido pensando que algún evento trágico le hubiera sucedido.

Recibe tratamiento
Mónica Tress Delgado, coordinadora de Trabajo Social del DIF municipal Córdoba, señaló que esa institución no sólo estuvo al tanto de ubicar a sus familiares, sino también de que ayer se hiciera posible la recepción y garantizó que estará al tanto del caso para otorgarle los medicamentos que requiera debido a su condición.
“Quiero agradecer profundamente esta gran labor que hicieron las fundaciones y el DIF de Puente Nacional para lograr que Delfino fuera retirado de las calles, fuera recuperando su salud y fuera vuelto a su hogar porque su mamá lo daba por perdido y ahora se han reencontrado. Esta misión seguramente cambiará la vida de esta familia. El agradecimiento infinito para que esto se lograra”, expresó.
Víctor Manuel González Hernández, miembro de la Fundación “Felipe Roger”, señaló que luego del trabajo en equipo de las instituciones estatales, municipales, así como asociaciones, fue que se logrócontactar a los familiares de Delfino quien ya se encuentra en casa y recibiendo la asistencia y cuidados necesarios.
“Durante un mes gracias a la fundación y la ciudadanía se le llevó al hospital, se le dio comida, ropa y gracias al DIF y Facebook se localizó a sus familiares para que hoy pudiera estar aquí”, comentó afuera de la vivienda de la familia ubicada en Pueblo Quieto.