‘¿Quién me va a pagar?‘, se pregunta campesino afectado por caída de avioneta militar

AVC Noticias

Emiliano Zapata.- El campesino José Utrera con edad superior a los 50 años, se despertó la mañana de ayer, desayunó y disfrutaba del día cuando un amigo le llamó por teléfono para decirle que una avioneta había caído en su parcela sembrada de calabazas, en plena producción.
“Estaba en mi casa de Mesa de Guadalupe, y me avisa un compañero que cayó una avioneta y me dije: Mangos voy a tener que ir a ver qué daño hizo y ver quién me va a pagar esos gastos” expresó.
Con la piel morena, curtida por los rayos del sol que calientan la tierra de Emiliano Zapata, José Utrera se muestra molesto, desesperado, quiere respuestas para saber quién se hará responsable de los daños a su sembradío de calabazas.
El hombre viajó de la comunidad Mesa de Guadalupe, desde el municipio de Alto Lucero a Emiliano Zapata, para llegar a unos terrenos ubicados a unos 30 metros de donde ocurrió el accidente de la aeronave LearJet 45 matrícula 3912 de la Fuerza Aérea Mexicana, en la que perdieron la vida seis elementos militares.
Expresó que la pandemia del coronavirus iniciada en marzo del 2020 le generó una crisis económica, de la cual apenas empezaba a salir con la producción de calabazas, y ahora quedó arruinada con el impacto e incendio de la avioneta.
“Yo no sé nada, sólo sé que cayó en mi parcela y quiero saber quién va a pagarme esos daños, porque la crisis para mí estuvo muy dura y apenas que estaba repuntando, me pasa ese desmadre, discúlpeme, pero quiero saber quién va a pagar esos gastos” expresó el campesino.
Explicó que pidió dinero prestado para poder rentar dos hectáreas de tierras a un conocido, ubicadas entre la comunidad El Lencero y Dos Ríos, y cerca del arroyo Santa Rosa.
“Yo rentó esas tierras, yo las estoy rentando, a este río le llaman el Santa Rosa, tengo como hectárea y media ahí de calabaza y estoy en crisis, porque los precios no respondían apenas empezaron a subir del domingo para acá, y de repente cae la avioneta y yo estoy bien endeudado, es lo que quiero saber quién me va a pagar esos daños” afirmó.
Refirió que su primer pensamiento fue llegar a Emiliano Zapata y saber qué autoridad se hará responsable de los daños, sin embargo, se topó con un alto marcado por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) que le impidieron el paso al terreno que renta.
“El dueño del terreno me marcó en la mañana y me dijo: Don José cayó un avión en tu calabazar, ahorita voy para allá a ver qué ondas, qué fue lo que pasó, cuánto me afectó, quién va a cubrir esos costos, porque para mi es mucha la inversión. No me dejan pasar, que está cerrado, que lo tiene la Sedena, que hasta que no autoricen, quiero ver qué daños hay, son 2 hectáreas”, expresó.
Lo único que le han contado sus conocidos es que en la mañana del domingo hubo vientos fuertes del norte, y eso hizo que la avioneta no despegará bien y por eso se desplomó, sin embargo esa información no le resuelve su duda: ¿Quién va a pagar los daños?
“Mi producción está por etapas, una parte tiene 20 días que empezó a producir, y otra parte tiene 8 días, están pegados al aeropuerto (El Lencero), pero como había norte, su vuelo lo hizo diferente porque había norte en la mañana” finalizó el hombre con pelo encanecido, con camiseta azul marino y desesperado por saber los daños a sus calazabazas.