Desempleo y pandemia disparan robo de niños

Alejandro Aguilar
El Mundo de Orizaba

Las dificultades económicas por las que atraviesan las familias, entre ellas el desempleo, generan que los padres descuiden a sus hijos y con ello el riesgo de ser raptados. El delegado estatal de la Fundación Nacional de Investigaciones de Niños Robados y Desaparecidos, Víctor Arturo Gutiérrez Romero, ofreció algunas recomendaciones para evitar esto.
Tan solo desde que arrancó el mes de febrero se han activado nueve casos de Alerta Amber en Veracruz por menores de edad desaparecidos; de estos, ocho son niñas y ninguno de ellos había sido localizado.
Gutiérrez Romero señaló que a pesar del confinamiento de las familias, esto no se traduce en que los niños estén a salvo, y es que las condiciones económicas obligan a los papás a buscar ingresos y con ello desatender a sus hijos.
“Es un riesgo el hecho de que los niños anden solos en las calles, principalmente se va dar, pienso, una mayor proporción porque algunas familias se quedaron sin empleo o los papás que simplemente tienen problemas económicos, pues dejan a sus hijos que salgan a las calles”.
Refirió que si los niños salen sin el acompañamiento debido son un blanco fácil de los delincuentes, principalmente las niñas quienes pueden ser víctimas de explotación sexual.