Hallan restos en fosas de Ixtac

A pesar de las anomalías en la búsqueda en Campo Grande, Ixtac, el Colectivo de Familias de Desaparecidos confirmó los primeros hallazgos; se desconoce cuántos cuerpos podría haber

Jessica Ignot

El Mundo de Orizaba

Luego de varias trabas, falta de atención y suspensión de trabajos, el Colectivo de Familias de Desaparecidos Orizaba-Córdoba encontró los primeros vestigios de restos humanos en fosas clandestinas de Campo Grande, Ixtaczoquitlán.

Los trabajos comenzaron desde el pasado jueves, bajo la vigilancia del Colectivo, tras la delimitación de cuatro cuadrantes en el terreno donde se encontraron las fosas clandestinas, los peritos de Fiscalía General del Estado escarbaron el terreno en aproximadamente 60 centímetros, encontrando ahí los primeros hallazgos de restos humanos que fueron inhumados de manera clandestina.

Araceli Salcedo Jiménez, señaló que aún es muy aventurado decir cuántos cuerpos en total pudieran estar enterrados en este lugar porque no se ha hecho el procesamiento total de las fosas.

“Hubo una reunión previa en la Fiscalía de Orizaba, en donde nos enteramos y no estuvimos de acuerdo, en ciertas cosas que nos quieren imponer”, comentó.

Indicó que el pasado jueves la fiscalía nuevamente les quiso poner obstáculos para que no tengan acceso en estas búsquedas como lo venían haciendo en apoyo a la observación de los trabajos en las fosas clandestinas.

Puntualizó que la zona a explorar es muy complicada y si a ello se le suman las condiciones climatológicas, se tornan aún más compleja la búsqueda.

Aseguró que tras el hallazgo de los primeros restos humanos, las autoridades de la Fiscalía y de la Comisión procedieron a acordonar y resguardar el sitio de acuerdo al protocolo de cadena de custodia, para evitar que animales carroñeros irrumpieran el lugar.

Independiente

Sin embargo lamentó que el colectivo no está saliendo con el convoy de la Fiscalía, y están yendo de manera independiente a las fosas con la seguridad que tramitó, mediante oficio, el propio colectivo.

Indicó que en esta diligencia se le prohibió al colectivo documentar los hallazgos de las fosas clandestinas, material fotográfico que únicamente usa el colectivo para tener su archivo.

Ana Lilia Jiménez, maestra y activista, explicó que el personal de servicios periciales estuvo contaminando la zona de los hallazgos, pues no usaron el equipo adecuado como zapatones, tyvek, guantes y gorros. Además el personal entraba y salía en todo momento cuando esto no se debe de hacer.

“Los trabajos iniciaron muy tarde, el equipo multidisciplinario de la Dirección General de Servicios Periciales a cargo del maestro Héctor Ronson el cual siempre dijo que todo esto era aplicado a la ley, pero en esa ley también hay protocolos que seguir y de los cuales ellos mismos no cumplen”, señaló.