Prevalece obesidad durante cuarentena

Y SEDENTARISMO

Carolina Muñoz

Cortesía

Debido a la pandemia que se originó por el covid-19, la mayoría de los niños toman clases en línea desde su casa, asimismo, muchas personas se encuentran en home office.

Esto ocasiona que coman más veces al día ya que están más tiempo en casa y facilita la disponibilidad de comida, perdiendo los horarios que antes se tenían establecidos al tener una rutina diaria.

Mauricio Jaimes, licenciado en Nutrición, dijo que “al inicio de la pandemia perdimos la rutina, más las personas a las que mandaron a home office y a los niños que ahora llevan clases en línea”.

“Esto trae como consecuencia una vida de sedentarismo para ellos, durante meses han perdido todo tipo de actividades, los niños al menos en la escuela podían jugar, tomaban sus clases de educación física pero ahora no”, agregó el nutriólogo.

“De por sí los niños ya están acostumbrados a utilizar celulares y tabletas y ahora que están más tiempo en casa estos malos hábitos se refuerzan, aparte de que pueden llegar a comer más que antes”, comentó.

La obesidad de los niños es muy común y tener malos hábitos en la alimentación puede desembocar en enfermedades a futuro como obesidad, problemas del sueño, hipertensión, hiperglucemia, diabetes, entre otras.

Personal de salud recomienda que los padres de familia vigilen la alimentación que llevan, que les den de comer frutas, verduras y mucha agua y que hagan actividad física.