Denuncian abusos de agentes viales

dav

Integrantes de 10 asociaciones civiles se manifestaron en la delegación de Tránsito por los abusos de los integrantes de la corporación, así como los altos costos de las infracciones y de las grúas

Lucy Rivas A.

El Mundo de Orizaba

Nogales.- Representantes de 10 asociaciones civiles conformadas por ciudadanos de la región, ayer se manifestaron en las instalaciones de la Delegación de Tránsito y Seguridad Vial sede Nogales para exigir les devolvieran algunas unidades que fueron retenidas en el operativo “Cero Tolerancia”; además de denunciar los altos costos por el arrastre que realizan algunas empresas de grúas.

Darío Herrera Martínez, delegado de Transporte Campesino señaló que el motivo de la manifestación es por el presunto abuso de autoridad, “nos manifestamos por los altos abusos de autoridad, estamos en pandemia y la situación está por los suelos y no nos dan tolerancia”.

Afirmaron que no se apartan de la idea, de que los agremiados se tengan que regularizar, sin embargo, piden tolerancia para que puedan trabajar, “si ellos andan circulando no es por el hecho de que anden paseando, tienen una moto o un vehículo por la necesidad de trasladarse y trabajar”.

“Nuestra gente sale todos los días a trabajar y si no sale qué van a comer sus familias, nos están solicitando que el vehículo ande en orden, y no nos apartamos, pero a futuro lo vamos a hacer, ahorita no hay dinero ni para llevar el sustento a casa y quieren que paguemos altas multas”, aunó.

Denuncian altos cobros de grúas

Reconoció que fueron ocho motocicletas las que le retuvieron y les solicitaron tolerancia para poderse regularizarse. Toda vez, que aunó que las Grúas cobran altas cantidades de dinero.

“Nos enganchan tres cuadras y nos están cobrando entre 1 mil 600 a 2 mil pesos para arriba y no están respetando el tabulador como debe de ser, otra de las cosas es que mandan a traer a grúas MM de Córdoba, si con las de aquí nos están afectando, imagínese ir hasta Córdoba, y el arrastre no los cobran entre 7 y 9 mil pesos para arriba”, explicó.

“Ellos están viendo su economía, y ya no queremos las grúas de Córdoba, si en algún momento llegan a estar interviniendo aquí en nuestra zona, nosotros nos vamos a organizar y también vamos a detener las Grúas, porque ellos no tienen que ver aquí”, aunó.

Señalan ‘malas formas’ de los agentes viales

Por su parte, Carlos Romero Antonio, presidente de  la Organización con Causa de las altas montañas de la zona Zongolica-Pico de Orizaba, destacó que no se oponen a las infracciones, pero sí a las expresiones con que señalan que los elementos se dirigen a los ciudadanos.

“Somos 10 asociaciones civiles y nos organizamos porque no están funcionando nuestras autoridades y están evadiendo las infracciones que deberían ir a Hacienda, y no vamos permitir que vengan a molestar a los que menos tienen”, expresó.

Por su parte, Graciano Illescas integrante otra asociación civil señaló que las infracciones son mínimas comparado a lo que les solicitan los elementos, independientemente de que las unidades son retenidas y subidas a una grúa y por el arrastre cobran grandes cantidades de dinero.

“No nos apartamos del costo de la infracción, sin embargo el costo del arrastre es más caro, parece que hay una comisión por cada moto que levantan, porque el perjuicio económico que causan a las familias es por el arrastre de las unidades”,explicó .

‘Infracciones son muy caras’

Laura Nezahualcóyotl representantes de diversas organizaciones señaló que como representantes de la voz del pueblo y de los agremiados de gente trabajadora, saben de familias que van al día con 100 a150 pesos para comer, y una multa es muy cara.

“Exigimos autoridades sensibles, exigimos respeto y aún así se ponen al tú por tú con el ciudadano y no debe de ser, quieren respeto también que den respeto”.

Tras más de 45 minutos de diálogo y en común acuerdo entre las autoridades de la Delegación de Tránsito y los ciudadanos agremiados a estas organizaciones civiles, determinaron entregarles sus unidades, mismas que las llaves se encontraban en poder de los responsables de las grúas Hermanos Cruz.

Por lo que se trasladaron hasta el corralón en las unidades particulares y de Tránsito para recogerlas, y así poderse llevarse sus unidades.